Gori Gori, el sabor emergente del ramen listo para comer

Gori Gori es el nuevo concepto de ramen para consumo casual que está listo para ser parte de la nueva gastronomía urbana en la Ciudad de México y conquistar a los amantes de este platillo nipón.

La receta de esta dark kitchen: amor por el ramen, interés por crear una comunidad solidaria y una pizca  de creatividad.

Gori Gori tiene una historia peculiar; nace a la par de la actual contingencia por covid-19, como una iniciativa para alimentar y apapachar a los amigos, grandes amantes de la receta de ramen que Sergio Su ha perfeccionado en las Apoloramen, fiestas secretas de ramen, que realizó con Apolorama.

Pasión por el ramen

Motivados por la exitosa recepción del delicioso ramen, Enrique Pacheco, que estuvo al frente de la experiencia gastronómica Mesa de Pueblo, en conjunto con Sergio Su retoman el concepto dark kitchen y crean Gori Gori, una propuesta de ramen para llevar a domicilio o para recogerlo en su base de operaciones en la colonia Roma. ¿El resultado? En sus dos primeras semanas de funcionamiento se vendió el total de la producción, aproximadamente 50 paquetes de ramen al día.Ante esta nueva aventura gastronómica, los socios deciden ampliar su equipo de trabajo, ofreciendo cinco empleos a cocineros, también están creando alianzas con colaboradores y pequeños productores para apoyar el comercio local y crear comunidad.

Ramen de autor

Gori Gori no es un ramen tradicional, pero conserva algunos de los ingredientes de la receta original como fideos, huevo Nitamago, Naruto, alga Nori y 50 gramos de proteína a elegir (puerco, pollo o vegetales), todo en un exquisito fondo (caldo).

Cada vaso de 900 ml se ofrece en una presentación innovadora que le permite al comensal comerlo en cualquier lugar, en la casa o la oficina y disfrutar de la última gota de delicioso caldo.

Para Gori Gori, lo más importante es que sus comensales disfruten de un ramen hecho con mucho amor por el sabor y por la comunidad, pues buscan que al comer, en cada fideo se sienta esa fraternidad que une a los mexicanos ante la incertidumbre y que disfruten de ese apapacho de quienes día a día están en las cocinas para preparar alimentos de gran calidad y sabor excepcional.

 

Salir de la versión móvil