Gente pretenciosa

0

Hace tiempo escuche en una película algo curioso, gracioso y que me hizo pensar que yo además de prejuiciosa podría ser también pretenciosa y eso que escuche decía algo así “solo la gente pretenciosa se queja de la gente pretenciosa”
Ya sabes, como cuando vas por la calle, en metro, o te sientas en un café y oyes a alguien snob con muchas ideas pretenciosas, hablando de arte, cultura en un tono muy superficial, solo para presumir que puede hablar de cualquier cosa.

Bien, siempre me he quejado de ese tipo de gente pretenciosa, pero tal vez, en un mundo que no pertenece a la dimensión desconocida, como a mí me gusta pensarlo, tal vez yo también sea pretenciosa y además chismosa, por andar oyendo las conversaciones bobas y poco interesantes de los demás.

Notas Relacionadas

Pero a todo esto, ¿qué es ser pretencioso?
Según la Wikipedia, se aplica a la persona que pretende ser más de lo que en realidad es, aparentando virtudes o valores que no posee: es una persona muy pretenciosa; es un pretencioso que cree saberlo todo.
Que pretende aparentar lujo, grandeza o importancia: un discurso pretencioso; una casa pretenciosa.

¡Ah, eso es ser pretencioso!
Entonces sí, estaba en lo correcto y cuando digo qué hay alguien siendo pretencioso, realmente lo está siendo, aunque probablemente yo también lo sea, pero eso no aporta nada al tema de hoy.

Pero porque tenemos que pretender, ¿porque lo hacemos?
La respuesta obvia sería para impresionar a alguien y cada que queremos quedar bien, causar una buena impresión y que se nos vea como personas cultas e interesante solemos ser muy pretenciosos, sin conocimiento de causa.

Ahora, a eso tengo que decir, que a veces es más refrescante conocer a alguien candorosamente ingenuo, inculto y tonto que no puede decir mucho, que alguien pretencioso.

Creo que no tenemos que presumir o exagerar quienes somos; ahora, si te gusta exagerar y echarle salsa a tus tacos cuando hablas de algo que sabes, pues qué más da, pero otra cosa muy diferente es ser pretenciosos y hablar incluso de lo que no sabes, solo para ostentar cultura.

Pues bien, el otro día que no traía mis audífonos puestos, pude sintonizar la conversación de una joven pareja, que, por la postura, lenguaje corporal y otras sutilezas se podía decir que apenas comenzaban a salir y bueno también los delató mucho su conversación en la que ambos, querían impresionar a la otra persona hablando sobre cosas cultas, claro, toda esa conversación estaba embarrada de imprecisiones, información errónea y cosas absurdas sobre hechos universales de la vida, tantas tonterías decían que cualquiera con dos oídos podía notarlo.

La verdad yo estaba atónita y horrorizada por la conversación pseudo-intelectual que tenían esos dos chavos.

Y no es que yo sea la cultura andante, de hecho en el juego de mesa Maratón, yo sería la ignorancia, mmmm, bueno, no tanto así, pero si admito cuando hay cosas de las que no tengo la menor idea y cuando es así, mejor ni hablo, pero estos dos chavos, estas personas pretenciosas, sin pena, sin reparos y sin pudor venían diciendo cada tontería, que era sorprendente, creo que en un punto voltee a verlos con cara de “en serio están diciendo eso”

Y es que, de verdad, no dabas crédito por las cosas que decían, lo juro, era como para regresarlos con Ninel Conde a la primaria, y que yo diga eso está cañón.
Pero creo que lo más crítico era que pretendían mucha cultura y mucho mundo, regañando el uno al otro por no hablar inglés, cuando ninguno sabía hablarlo y creo que lo peor fue su conversación sobre arquitectura.

Que lo admito, no se mucho de esa área, y por eso mismo no voy por la calle dando cátedras inexactas sobre lo que yo creo que es la arquitectura; pero esos dos jóvenes lo hacían y pasaron de comentarios como “quiero vivir en una gran mansión, porque ha de ser bien bonito”, a hablar sobre la arquitectura de las casas que veían y esas hermosas mansiones que estaban en Paseo de la Reforma pertenecían al neoclásico con toques de barroco y luego comentaron algo muy tonto sobre la arquitectura salomónica y como en México ya no hay iglesias con detalles barrocos, es más, ya ni iglesias góticas se pueden ver.

Ahora, no suena tan pendejo como lo estoy planteando, yo sé, pero si hubieras visto las casas que decían que eran arquitectura neoclásica, sin dar elemento alguno o teoría que respaldará lo que decían, más bien parecía que estaban diciendo muchas palabras medió rimbombantes para impresionar, con su erudición sobre arquitectura; pero lo que se me hacía más pendejo, aún con mis conocimientos básicos de arquitectura fue lo del barroco en las iglesias, por dios, casi todas las iglesias de la época Colonial tienen el estilo barroco y gótico, eso es básico de la prepa, pero estos dos weyes que no saben nada de nada andaban dando catedra sobre arte y arquitectura, en vez de eso deberían darse una vuelta por el centro, y obviamente una vuelta por Wikipedia.

Lo malo de ser pretencioso es abrir la boca y que te escuche alguien con algo de sesos.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More