¿Cómo financiar tus vacaciones?

0

Cuando nos damos cuenta de que falta poco para las vacaciones, en general tenemos dos reacciones: la primera, darnos cuenta de lo rápido que pasa el tiempo; la segunda, una alegría enorme porque ya llega el ansiado descanso.

Pero también se nos presenta un problema: ¿cómo financiar las vacaciones? Si el dinero escasea, se nos hará difícil sostener unas vacaciones para la familia. Todos sabemos lo costoso que es viajar, hospedarse, pagar ciertos gustos, paseos, más la comida y los imprevistos.

Lo principal para que los gastos de vacaciones no nos tomen de improvisto es, por supuesto, organizarnos con mucha anticipación. ¿Cómo hacerlo? En este artículo veremos algunas maneras de conseguir dinero y disfrutar de las merecidas vacaciones.

Ahorro durante el año

La forma más tradicional de financiamiento es el ahorro. Ya lo dice el refrán popular: “el que no ahorra es pobre aunque trabaje”. Sabias palabras que deberíamos tener en cuenta a la hora de planificar nuestras vacaciones.

El inconveniente es que para muchas familias el ahorro es casi una misión imposible. Entre los gastos del hogar, el pago de los impuestos y demás, es poco el margen restante para asegurarse unas vacaciones.

Por lo tanto, si bien el ahorro es una opción válida para financiar nuestro descanso, también hay que tener en vista otras opciones más realistas.

Utilizar el aguinaldo

El bono de fin de año tiene como finalidad ayudar a pagar las vacaciones luego de todo un año de trabajo. El problema es que, muchas veces, el aguinaldo se utiliza para pagar deudas o financiar compras más urgentes que las vacaciones.

Sin embargo, si somos precavidos y organizados, podemos prepararnos para que el aguinaldo cumpla su función y financie buena parte de nuestro viaje. ¿Cómo? La clave es pensar que ese dinero no existe, es decir no tomarlo en cuenta y planificar nuestros gastos sin contar el aguinaldo.

De esa manera, lo convertimos en dinero que llega como un regalo o un imprevisto, más que como un sueldo extra.

Pedir dinero a familiares

Otra opción clásica es recurrir a la ayuda de conocidos, amigos o familiares. Sinceramente, no es la mejor alternativa, pero sigue siendo válida. La única ventaja es que, si dejamos las cosas en claro, podremos pagar el préstamo con muchas comodidades. Es decir, no es lo mismo tener la presión de una entidad bancaria que la de, por ejemplo, nuestros padres, que suelen ser más comprensivos.

Lo negativo es que mezclaremos al dinero con cuestiones de familia o sentimentales. Y eso puede ser una bomba de tiempo. Si así y todo decidimos tomar este camino, lo aconsejable es que el arreglo esté bien claro para no generar suspicacias entre las partes involucradas.

Crédito tradicional

Cuando se necesita dinero, la primera opción para muchos es recurrir a una entidad bancaria tradicional y solicitar un crédito. En un mundo ideal sería la opción más conveniente, pero lo cierto es que la mayoría no puede acceder a estos créditos bancarios.

Los bancos suelen pedir varios requisitos, demandan mucho tiempo tanto de trámites como de espera, y se especializan en otorgar préstamos para hipotecas más que para gastos cotidianos y pequeños, como las vacaciones.

Créditos online

La dura realidad es que la capacidad económica de la mayoría de los trabajadores generó que muchos no puedan pagar por adelantado las vacaciones. Por eso, y gracias a las nuevas tecnologías, surgieron empresas que ofrecen préstamos rápidos a través de Internet.

Para solicitar estos préstamos no hace falta complicarse mucho: son sencillos, se consiguen rápido, y permiten financiar gastos puntuales. La empresa Vivus, por ejemplo, sólo nos pide que rellenemos un formulario, determinemos el monto requerido, y ya está: en cuestión de horas, tendremos en nuestra cuenta bancaria la cantidad de dinero que solicitemos.

Los créditos online son una opción perfecta para financiar las vacaciones. Nos permitirán, por ejemplo, adelantarnos a reservar hospedaje y aprovechar las promociones al pagar por adelantado.

Además, cualquiera puede acceder a los préstamos rápidos sin hacer largas filas ni perder demasiado tiempo.

Fuente: Vivus.com.ar

En resumen: hay una gran cantidad de alternativas para financiar las vacaciones y es una verdadera pena si no las aprovechamos. Recordemos que las vacaciones no son un lujo: son una necesidad. Y como tales, merecen que planifiquemos nuestros gastos de manera tal que, llegado el momento, tengamos los ahorros necesarios para irnos de vacaciones pero, fundamentalmente, para que la vuelta no sea demasiado dura y difícil, económicamente hablando.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More