Facebookeando en mi blog

0

Ok, debería saber que las cosas tienen un propósito de ser, y que si facebook es un sitio especializado para expresar tonterías irrelevantes sobre tus estados de ánimo a lo largo del día, de forma breve, no debería hacer eso en mi blog, que es mi bitácora personal, sino facebook.

Pero si es mi bitácora personal, esta está diseñada para que me pueda expresar libremente sin censuras y llenarla de mis pensamientos, emociones e ideas; tres líneas siguen siendo yo y siguen siendo mis ideas aunque sean tres líneas llenas de faltas de ortografía y carentes de sentido común. Así que se me hace mucho más adecuado escribir una estupidez como “estoy trabajando en mi casa” o “ya me aburrí de trabajar” o por qué no “no me gusta trabajar” y que me dicen de “me acabo de atragantar de bombones de chocolate”.

Notas Relacionadas

Unlike en Facebook

Vivir siempre en WhatsApp

Limpieza en el Facebook

¿Me eliminaron del facebook?

Todas esas declaraciones serían admisibles en mi blog o en cualquier lugar seguidas de una clara disertación o una postura que manifieste que no son comentarios superfluos e intrascendentales. Creo que la clara diferencia entre decir “me acabo de atragantar de bombones de chocolate” y desarrollar todo un discurso de que eran los chocolates más deliciosos del mundo, pero no eran chocolates, aquí que cabe hacer la diferencia entre un bombón de chocolate y los bombones cubiertos de chocolate que me comí, porque aunque se llamen igual son diferentes. Los primeros son chocolates rellenos de algún exquisito manjar y los segundos son malvaviscos “bombones” cubiertos de chocolate. Ves son diferentes, son igualmente ricos, y este pequeño paréntesis explicativo me hizo parecer toda una chica inteligente, culta, interesante y elocuente aunque no sea el caso ¿o sí? Bueno de menos quede como una golosa, pero ya sabes algo más de mi.

Saben creo que todos los pensamientos del día son interesantes, por lo menos los míos, lo sé peco de modestia, discúlpenme, verán, no es falsa modestia o que sea presumida, en muchas ocasiones puedo caer en estos baches sociales porque con mayor frecuencia de la que me gustaría aceptar vomito sin filtros todo lo que pienso, una especie de diarrea verbal que a veces pueden ser odas a la estupidez humana, criticas sin censura para los demás, comentarios rudos o bobas frases dignas de una carcajada de lluvias. Como aquella vez en la reunión de mi preparatoria cuando le dije a un chico en voz clara y fuerte frente a todos “estuvimos juntos en la prepa” a lo que todo mundo calló y un aire helado lleno de estupor los cuerpos de todos, contestándome él “claro que no”.

Solo hasta que me explicaron que mi aparentemente inocente comentario, estuvo cargado de connotaciones sexuales. JURO QUE NO FUE LA INTENCIÓN y en ese sentido no estuvimos, digo, estudiamos, palabras diferentes que connotan significados diferentes, pero para mí eran lo mismo.

Disculpen la apología innecesaria, pero ella me regresa al mismo punto. Todo lo dicho por cualquiera, en twitter, facebook, un blog o personalmente tiene una gran historia de fondo, a veces es olvidada, a veces esa historia no mencionada da énfasis rotundo a la idiotez que un adolescente o Ninel Conde twittean en la red, y si supiéramos lo que está detrás de esa realmente estupidez sabríamos que no es tan estúpida.

En fin, prefiero las revelaciones o más bien declaraciones, pues estatus de las personas que hablan sobre ser pro emo, un amargado o que la vida apesta, las encuentro interesantes y a veces estimulantes, en un sentido NO SEXUAL claro está.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More