Eyaculación precoz – ejercicios prácticos para realizar en pareja

1

Por Francesca Gnecchi*
Hoy vamos a hablar de Eyaculación Precoz
Primero un poquito de historia:

¿Cuándo se comienza a hablar de la Eyaculación Precoz?

Notas Relacionadas

Se empieza a hablar de la eyaculación precoz cuando se comienza a dar lugar al placer de la mujer, recordemos que hace muchos años atrás (antes del siglo XIX) no se contemplaba el goce femenino y mucho menos pensar en los orgasmos femeninos, por lo que el hombre podía comenzar y terminar el acto según sus tiempos, no tenía que pensar en el orgasmo de la mujer.

Precoz… piensen en el término, es precoz siempre con respecto a algo o alguien, en el caso de la sexualidad se es precoz con respecto a una mujer, en varias oportunidades hablamos de que la mujer tiene tiempos distintos al del hombre para llegar al orgasmo y depende muchas veces de que el hombre dure más en el acto.

¿Cuándo podemos considerarnos precoces?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que, si medimos la precocidad con respecto a una mujer, puede que un hombre en 5 minutos logre que su pareja llegue al orgasmo y ese mismo hombre con otra mujer no pueda lograrlo en tan corto tiempo por lo que pasará a sentirse eyaculador precoz.

Siempre hablamos de que si el hombre no puede controlar su eyaculación
A su vez, puede que sea una problemática que atraviesa la persona en un momento de su vida o un tema recurrente. En los adolescentes por ejemplo les suele pasar porque aún no han aprendido a controlar su cuerpo.

Generalmente ocurre por:

  • Fuerte componente de ansiedad
  • Temas neurológicos
  • Problemas hormonales
  • Desconcentración
  • Alcoholismo o uso de drogas
  • Diabetes
  • Otros problemas físicos
  • También puede ser por haber pasado por situaciones que le generaron traumas a lo largo de su vida como por ejemplo haber sido encontrado por algún familiar u autoridad mientras tenía relaciones o masturbándose de pequeño.

Ejercicios prácticos por la Dra. Isabel Boschi

Lo que se busca en la terapia sexual es poder re-educar el REFLEJO EYACULATORIO, y se logra desaprendendiendo un aprendizaje (el de la eyaculación rápida) para aprender una nueva forma que implica el control eyaculatorio.
Lo primero que voy a recomen para este tema es evitar caer en el uso de fármacos, siempre recomiendo intentar todas las formas naturales y sin recurrir a un sexólogo.
El tratamiento para la eyaculación precoz tiene alta probabilidad de éxito, se necesita que el hombre haga un reaprendizaje.
Hay muchas técnicas que podemos hacer en casa, veamos algunas:

Ejercicio de stop and go:

En la masturbación Tocarse, tocarse, tocarse y parar
Hacer el mismo ejercicio repetidas veces.
Y así durante dos o tres semanas
Una vez que lo lograste podés pasar a hacer el mismo ejercicio con tu pareja, ella te ayudará en la masturbación de stop and go.
Cuando ambos hayan pasado bien esta etapa, pueden hacer el mismo ejercicio durante la penetración.
Es importante que tengamos en cuenta que esto es algo que se puede trabajar de a
dos. La pareja puede también practicar los ejercicios del stop para no continuar con
movimientos cuando su compañero está trabajando su tiempo.

Si creemos que la problemática tiene que ver con la ansiedad, realizar actividades como algún deporte, yoga o meditación puede ayudar.

Ejercicio de kegel

Conocido también como músculo pubococcigeo. Este músculo está directamente implicado con la expulsión del semen, es decir, la eyaculación.
El mismo se encuentra entre el ano y los testículos y para hacer el ejercicio de kegel lo que tendrías que hacer es tratar de contraer repetidas veces ese músculo, este ejercicio es conveniente hacerlo todos los días.
Este músculo ejercitado te va a ayudar a controlar la eyaculación.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More