Expectativas de ir al gym

4

Saben, últimamente pienso siempre lo mismo cuando se trata de ir al gym: “para qué tantas molestias”, y lo digo en serio, no es una reflexión filosófica, últimamente ya me esa pesando y mucho pararme temprano a ir al gym, ir en la tarde al gym, ir con el calor a hacer ejercicio, ir cuando llueve un diluvio universal, ir cuando hace smog, ir cuando hace frio. Creo que en realidad últimamente me está pesando y mucho ir a hacer ejercicio al gym, porque yo soy como una de esas millones de personas comunes y corrientes de las que se burla el meme diciendo:

¿Triste?
Triste es saber que aunque vayas al gym no te pondrás como el instructor, pero si vas a las quesadillas, sí estarás como la señora.

Bastante triste, y es tan triste que uno solo puede llorar, perdón reír, porque después de casi una década de ir al gym de forma religiosa, nunca me he puesto como cualquiera de mis instructoras, NUNCA EN LA VIDA, ni siquiera cuando iba 5 horas diarias, nooooo, en ese tiempo estaba flaca y escurrida como espagueti, ahora ando más curvilínea, pero nunca me he visto como una de esas instructoras buenerrimas que despiertan una envidia mal sana en cualquier lugar.

Oh vaya, ese siempre ha sido mi sueño más guajiro en esta vida, claro, nunca se ha cristalizado y he estado tan cerca, y solo 4 kilos siempre me separan de mi meta, pero seamos francos, me gusta más comer todo lo que no debo de comer, que comer ensaladas y proteínas magras. Además, hay que confesar que después de muchos años, casi 10 comiendo saludable, hace que uno entre en una rebeldía declarada, como algunos vegetarianos que cuando prueban la carne después de muchísimos años, entran en una especie de insubordinación y se comen todo lo que sea carne sin pensarlo.

Así me pasa últimamente, sé que es más saludable lo verde, las verduras, los vegetales, la vida sin carbs y azucares, pero esa clase de vida, no me gusta tanto o mejor dicho, después de muchos años de vivirla, ME CANSE y me fastidie de hacerlo. Sobre todo si tienes alma de gorda o gordo y te gusta atragantarte como puerco de toda la comida que no debes, oh dios, como me gusta hacer eso.

Definitivo, esa podría ser yo, pero prefiero comer todas esas cosas que me alejan de esa meta, los 4 kilos que nunca he podido abandonar, ya sea por falta de fuerza de voluntad o porque la comida es simplemente irresistible.

Pero bien, son dos temas algo diferentes comer saludable y las expectativas de ir al gym, lo sé, ambas van de la mano para lograr el mismo objetivo, una figura 0% grasa, y para lograrla hay que entrenar y lo más importante hay que no comer o mejor dicho comer muy, MUY BIEN.
Son lo mismo pero no.

La experiencia de ir a hacer ejercicio a un gimnasio es extraña, de hecho, últimamente no puedo dejar de pensar en las enormes molestias que conlleva ir diario al gym:

Dinero
Tengo que pagar $680.00 de mi mensualidad para ir a que me traten mal, con un montón de gente extraña, superficial que solo se la pasa ligando.

Tiempo
Ya sea que me pare temprano o vaya en la noche, últimamente parece un gran sacrificio hacerlo ya sea para levantarme o para dejar de trabajar e ir a que me maltraten.

Gente del gym
Es muy rara, bueno, no es rara, ese sería un atributo agradable, ya que la gente del gym, la mayoría es muy, muy superficial, tanto que solo puedes ponerte tus audífonos al máximo volumen para no escuchar al instructor riéndose con sus amigos los populares de una chava que parece chango, “dios espero no ser yo”.

Clima
Saben, no hay nada peor o que sabotee tu entrenamiento que el clima, ya sabes, si hace mucho calor, como puedes entrenar así; si hace frío, pues aplica la misma; y en temporada de lluvias, llegar al gym en pleno aguacero, hacen que literal te preguntes ¿por qué pinches madres estoy haciendo esto?

Porque una cosa sería verme WOW, así pues obvio, me voy diario en friega al gym sin pensarlo, pero pues siempre me veo como igual, no es la gran cosa, no soy la más fea, pero siempre me veo igual.

Ahora estar en el camión, cuando se suelta la peor lluvia de la semana, tanto que inmediatamente las calles, las banquetas y todo por donde hay que pasar hay 30 cm de agua, ¿en serio?
Puta, lo más estresante fue cuando mi estúpido paraguas se rompió y no me cubría nada de la lluvia, eso de llegar completamente empapada a hacer ejercicio, no es algo que me parezca muy atractivo y salir con mi chamarra y mi pans mojados después de estar en un intenso entrenamiento, tampoco me llama la atención por eso de la gripa, ya saben, por eso de que ya estoy vieja.

En serio, ¿por qué tantas molestias?, sobre todo si las expectativas de ir al gym siempre son las mismas y nunca se cumplen.

  • Ponerme buena/o
  • Bajar de peso
  • Marcar todas mis abbs
  • Verme buena/o
  • Ligarme al más buena/o
  • Tener una gran vida social
  • Hablar de proteínas y carnitina
  • Burlarme de la chava/o que parece chango

Pero eso nunca, nunca, nunca pasa y lo que sucede con las expectativas de ir al gym, es que te inscribes y nunca vas, en el mejor de los casos, porque puede ser que te inscribas y es en ese momento cuando descubres que las expectativas de ir al gym están muy lejanas a las realidad y en vez de ir a hacer ejercicio al centro del acondicionamiento físico, el templo de los músculos, descubres que todos van a ligar en un plan bien pretencioso.

Aunque bueno, si tu gym por la noche luce como un antro, en vez de un lugar para hacer ejercicio, mmmmm, pues bueno, hay que sospechar un poco que lo que ahí importa no es el ejercicio, sino LA VIDA SOCIAL.

Y como lo odio, en verdad, como odio ir al gym y que todos se estén haciendo tontos en los aparatos, bueno, lo que hagan con su vida es su problema, como dice el dicho “que hagan de su culo un papalote”; pero otra cosa es muy diferente cuando van a papalotear su culo al gym y estorban todos los aparatos.

Por ejemplo, esta semana fue una de las peores y eso que casi no había personas, y primero una chica decidió alternar conmigo en mi rutina de pierna, para compartir los aparatos, pero lo que no tenía nombre es que estaba hablando por teléfono como 40 minutos, jugando con los aparatos y sentada, ahí, quitándome el tiempo de mi rutina.

Y si no son las chavitas que andan en plan ligue y se aburren de que nadie las pela y se ponen a hablar dos horas al teléfono en los aparatos, son las otras chavas que solo andan viendo quien es carne fresca y sobre todo los chavos que andan en licras. Además, por dios, desde cuando los hombres usan licras, ¡eso es grotezco!, lo peor de todo eso es que justo en el lugar en el que yo estoy frente al espejo para ver que haga bien los movimientos con las pesas, es justo en ese lugar donde se ponen a ligar POR 30 MINUTOS, lo juro, fueron 30 minutos y lo sé, porque llegue a las 6:00 al gym, momento en el que empezaron a ligarse con puras tonterías y eran 6:30pm y todavía seguían platicando ¡qué!

Y si no son los que andan ligando o exhibiéndose son los que van a acaparar todos los aparatos posibles, ya sabes, personas que ponen su comida, SÍ, SU COMIDA EN LOS ASIENTOS DE LOS APARATOS, por dios, que clase de gente pone su comida en un lugar donde yo pongo el trasero, espera, que clase de gente va a comer al gym.

Las expectativas de ir al gym son hacer ejercicio, pero eso nunca, nunca pasa.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More