Vida y Estilo

Qué hacer cuando estás afónico

Todos hemos pasado por esa horrible sensación de no poder hablar cuando estás afónico, ya sea por un resfriado, alergias o simplemente por hablar demasiado. Pero no te preocupes, aquí te traigo algunas ideas locas y divertidas para pasar el rato mientras recuperas tu voz.

Descansa y relájate

Lo primero que debes hacer cuando estás afónico es descansar y relajarte. Tu voz necesita tiempo para recuperarse, así que no fuerces demasiado tu garganta. Puedes aprovechar este tiempo para mimarte un poco, tomar una taza de té caliente con miel o simplemente descansar en la cama viendo tu serie favorita.

Juega al juego de las mímicas

Una forma divertida de comunicarte cuando estás afónico es jugar al juego de las mímicas. Reúne a tus amigos o familiares y diviértete tratando de adivinar las palabras o frases que estás tratando de comunicar sin usar palabras. ¡Seguro que pasarás un rato muy divertido!

Escribe mensajes en un cuaderno

Si no puedes hablar, una buena forma de comunicarte es escribiendo mensajes en un cuaderno. Puedes llevarlo contigo a todas partes y usarlo para comunicarte con las personas a tu alrededor. ¡Incluso puedes aprovechar para practicar tu caligrafía!

Haz gestos exagerados

Otra forma divertida de comunicarte cuando estás afónico es hacer gestos exagerados. Puedes usar tus manos y tu cuerpo para expresar lo que quieres decir de una forma divertida y creativa. ¡Seguro que tus amigos se divierten intentando descifrar tus gestos!

Canta en playback

Por último, una forma muy divertida de pasar el rato cuando estás afónico es cantar en playback. Elige tu canción favorita y ponte a cantarla sin emitir ningún sonido. ¡Parecerá que estás en un concierto privado en tu propia casa! Así que ya sabes, no dejes que la afonía arruine tu día, diviértete y aprovecha para probar cosas nuevas. ¡Hasta la próxima!

author avatar
Yes
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

Yes

Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com