Esta ciudad no está loca

4

El otro día mientras iba caminando sobre Insurgentes con toda calma, en una de esas mañanas en las que el clima es templadito, de esos días bellos en los que escuchas pajarillos silvestres como fondo musical, un rico airecito te quita el cabello de la cara y te refresca, mientras la gente con calma y tranquilidad hace sus labores de medio día, yo iba caminando y saboreando cada paso que daba por esta bella ciudad, que por ese instante fue tan calmada, apacible. Esto me puso a pensar en la ciudad que pintan los turistas o visitantes de cualquier otro estado de nuestro país, sobre que esta urbe es caótica, rápida, ruidosa y horrible; seguro están drogados, como pueden ver algo tan opuesto a lo que yo estoy sintiendo y respirando, una ciudad tranquila, impersonal y sumamente casual.

Si bien no se respira la cordialidad de otros lugares en donde a cada paso las personas te reciben con sonrisas, aquí en el DF todos están en lo suyo sin molestar a los demás, bajo un bello lema que dice: “vive y deja vivir” casi un mantra que todos los capitalinos se repiten diariamente “no te metes conmigo y yo no contigo”, y es gracias a este lema que todos andamos bien contentos disfrutando del clima, de la ciudad y estas bellas calles sin sufrir, yo no entiendo como puede ser consigna nacional o más bien que todos los que radican en el interior de la Republica aseguren tan fielmente que esta es una ciudad que vive de prisa, creo que esa es la mayor queja de todas las personas del interior que vienen a vivir a esta ciudad para trabajar o estudiar, una queja imparable en la que esta ciudad vive de prisa, a mil por hora, pero hey, eso no es cierto, más bien yo podría decir que esas personas o tal vez en sus ciudades el ritmo de vida es muy lento.

Notas Relacionadas

Y de eso me quejo cada que voy a provincia, el ritmo de las cosas es tan antinatural, tan pero tan apacible, los de la ciudad traemos otro ritmo, pero no es un ritmo loco, yo más bien diría es uno normal. Lo que pasa es que en otros lugares la vida es más calmada, pero eso no significa que esta bella ciudad sea tan agresiva como la pintan sus visitantes, de hecho considero que NO existe otra mejor ubicación para vivir que mi bella y hermosa ciudad, amo con una locura y pasión esta ciudad llena de smog, llena de locos, llena de raros, llena de oportunidades; por eso cada que alguien insinúa lo opuesto sobre este lugar tan hermoso me tomo mi tiempo para explicarle porque el Distrito Federal es una hermosa y bella ciudad, en vez de verla con ojos de extraño, debería intentar verla con mis ojos.

Por cierto yo también me extrañe por la ausencia de claxons, coches y ruido causado por el caos vial, pero si somos honestos y hacemos un análisis veremos que este tipo de experiencias tan horribles ocasionadas por el tráfico, solo son en horarios pico para ir al trabajo o regresar, después de eso esta ciudad es tan apacible y tranquila como cualquier otra, en la que puedes vivir aventuras inimaginables.

Vivir en el DF tiene su chiste y su ritmo, si bien la gente de provincia no se acostumbra a la “rapidez” con la que vivimos, creo que todo es cosa de agarrarle el gusto y disfrutarla.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More