¿Está buena la película Tenemos un fantasma?

A la plataforma de Netflix llega la película Tenemos un fantasma, una nueva comedia paranormal en la que vemos a varias estrellas del momento, entre ellas podemos mencionar a David HarbourAnthony Mackie e incluso una pequeña participación de Jennifer Coolidge, así que, si esta película en tendencia, se te antoja, antes de ponerle play averigua si vale la pena verla.

¿Está buena la película Tenemos un fantasma?

La respuesta es NO, y aunque la película Tenemos un fantasma, tiene sus chispazos y si bien, sí, es interesante saber que haría una familia con un fantasma en casa en la era de los influencers y la monetización de videos; en general, la película carece de ideas interesantes, y aunque de repente hay diálogos ocurrentes y tiene algunos efectos que valen la pena, a pesar de eso, esta propuesta escrita y dirigida por Christopher Landon tiende a ser aburrida y muy larga.

Uno de los problemas centrales de la película Tenemos un fantasma, es su duración, y tal vez, si en vez de durar más de dos horas, la trama se hubiera centrado en el tema de los fantasmas influencers con una versión más corta, tal vez, el resultado hubiera sido más entretenido; pero, con mucho tiempo en pantalla, la película va de aquí para allá, dando vueltas innecesarias en todo tipo de situaciones absurdas, en las que se mete el fantasma y compañía.

Además, para añadir más peros, no hay mucha química entre el elenco, y las interacciones más importantes padre-hijo y fantasma-amigo adolescente, tampoco funcionan lo suficiente para convencernos de lo que estamos viendo.

La película Tenemos un fantasma sigue el formato anacrónico y obsoleto que tenían este tipo de películas en los años ochentas, en las que una criatura extraordinaria hace amistad con un niño y cuando esto se descubre, el gobierno y sus malvados científicos, se ponen en marcha un malvado plan para capturar a la criatura. 

Eso es lo que vemos en esta propuesta, la cual, para dar un giro “innovador”, la criatura es un fantasma en la era de la influencia.

Realmente la película Tenemos un fantasma, es poco entretenida, poco divertida, poco interesante y muy larga y aburrida.

Salir de la versión móvil