Esos días en los que andas de mamón

0

Simplemente hay días en los que andas de mamón, pero mamón es poco; esos días en los que no aguantas a nada, ni a nadie. Esos días que todo te parece aburrido y pasa de aburrido a molesto y de molesto a intolerante en tiempo record.
Para muchos, tal vez esos días son más conocidos como “estas en tus días”, “que sensible estas”, “quien te hizo enojar”, “ya cásate, por eso de la falta de sexo” y muchas cosas similares en las que ese estado de ánimo medio intolerante y bien mamón te deja sin paciencia y sin tolerancia para los demás.

Bien, normalmente esta condición de andar de mamona o mamón, normalmente pasa en las mañanas, ese único momento del día en el que no eres amable y ni siquiera vas a pretender o aparentar serlo; simplemente estas de malas, sin ganas de hablar, sin ganas de participar y sin ganas de molestar en ser parte de nada, porque estas tan metido o metida en tu apatía, en tu enfadado y esa sensación de que no quieres aguantar nada. Pero eso es lógico por las mañanas, nadie puede levantarse de buen humor por las mañanas, nadie, OK DIJE NADIE, ME VALE MADRES QUE TÚ SI.

Ven, ese es un claro ejemplo de un día o mejor dicho esos días en los que andas de mamón, molesto por algo, que ni sabes que es, pero si sabes que estas molesto.

Supongo que esos días mamones, creo que es más correcto llamarlos así, son días en los que nuestras ganas o paciencia para interactuar con los demás y sus tonterías, son nulos.
Y podría entonces pensarse que yo siempre ando en esos días mamones, digo, puede ser, también que yo sea medio mamona, muy seria y sin ganas de participar en los actos ridículos de los demás, puede ser; pero algo que sí sé, es que esos días en los que andas molesto y no te calienta ni el sol, no son parte de una depresión, no, no creo, tampoco son ocasionados por la menstruación, que debo decir, hay hombres que parece que también la padecen, nooooo, los días mamones, son cuando andamos de mamones, así, tan fácil como se oye y no nos apetece mucho ser pacientes.

Esos días algo tan simple como una broma tonta sobre el clima o un comentario intrascendente y ocurrente, CÓMO ESOS QUE HACES TÚ TODO EL TIEMPO, puede desatar una reacción sobre exagerada de muy mal humor o una actitud seca, odiosa, mamona y grosera.

Pero todos tenemos esos días en los que andas de mamón, tal vez no sea algo hormonal, sino tal vez si sea un conflicto interno que se oculta en la superficie de nuestra personalidad alterando nuestro carácter y haciendo que andes de mamón por todo, contestando bien seco y sin ganas de seguir conversaciones triviales que normalmente son tu mero mole. Creo que a veces hay días, en los que simplemente no queremos formar parte de nada y no queremos que nos saquen de nuestro ensimismamiento personal.

Otras notas sobre mamones

CUANDO TUS AMIGOS NO ESTÁN DE BUENAS
IGNORAR OLÍMPICAMENTE A LAS PERSONAS
LO QUE ME PASA POR AGREGAR EXTRAÑOS EN FACEBOOK
¿QUÉ ES UN COTIZADO? LA TEORÍA DE LOS COTIZADOS
¿QUE YO LE ENVIÉ FRIEND REQUEST?
CONFIRMACIÓN DE LA CONFIRMACIÓN
AL QUE NO HABLA, DIOS NO LO OYE

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More