Ese momento en que dejas que tu perro haga algo estúpido

0

Tal vez se piense que soy una mala dueña, y que mis pobres perritos deberían ser custodiados por alguien más responsable, firme y que les de disciplina cada que lo merecen; pero lo juro, toda mi energía y paciencia se va con 3 de mis perritos, que son locos, alocados, traviesos y todo el tiempo están buscando que travesura hacer en la casa.

A veces creo que mi trabajo a tiempo completo, sin descanso y sin parar, es cuidar a esos tres, que los regaño de hacer travesuras en un lugar, los corrijo, les pido que lo dejen de hacer y tal cual fueran niños, me hacen caso, para salir corriendo despavoridos para hacer travesuras en otro lugar, y ahí voy detrás de ellos nuevamente, para corregirlos además de pedirles amablemente que lo dejen de hacer. Lo curioso es que me hacen caso, pero después sigue el ciclo sin parar, en el cual van a otro lugar en la casa para seguir en su desmadre infinito.

Tengo energía, tengo tiempo, tengo paciencia, pero ellos tienen el doble.

Comienzo a creer que esos tres tienen un plan, se comunican entre ellos, y saben que pueden acabar conmigo, simplemente terminándose mi paciencia con travesuras interminables e infinitas que nunca, nunca, nunca, en serio nunca, paran.

En verdad, tener bulldogs es otro nivel, y si hay una raza que puede hacer flaquear, inclusive a Cesar Millán son estos perros, los cuales tienen una agenda maquiavélica de travesuras, con un plan diario para hacer sufrir a sus dueños.

La gente suele pensar que tener bulldogs es tener perros que duermen todo el día, pero no es así, son locos, obsesivos, necios, tercos, perseverantes y saben perfectamente que es no, pero no les importa.

Es más, estoy pensando hacer un libro motivacional la “filosofía del bulldog” para vender a todo el mundo esa tenacidad y perseverancia, un bulldog sabe perfectamente que es NO, pero no le importa y hará lo imposible para seguir en su tarea.

Así que hoy sucedió, hoy me vencieron esos perros, especialmente Gorila, quien me hizo recordar a mis papás cuando se enfrentaban a mi hermano, que seguía esa filosofía Bulldog y a veces, muy seguido mis papás dejaban que hiciera algo estúpido y loco, para que sufriera las consecuencias de sus actos y así dejará de ser tan loco.

Hoy me paso eso, llego el día en el que paso, llego ese momento en el que deje hacer a Gorila, claro, con supervisión algo estúpido para que entendiera por experiencia, por aprendizaje vivencial que hay ciertas cosas que son peligrosas.

Ahora, no es como que lo deje saltar de la azotea, pero él es muy dado a ir por toda la casa parándose en dos patas, las agarra, las muerde muy duro hasta que las rompe y yo siempre ando detrás de él evitándolo; pero hoy deje que lo hiciera.

Tal vez así aprenda a no hacer estupideces, así aprendí yo

Creo que él debe empezar a aprender que le puede pasar algo, porque yo siempre lo ando salvando de sus tonterías, aunque bueno, hay muchas personas que dirían que merece limites, pero él no entiende nada de eso, nada funciona y cuando salgo dos minutos de un lugar, el ya destruyo toda la casa.

Así que pues, dejé que experimentara, claro, aprendí la lección yo y no él, resulta que no le importa las consecuencias de sus travesuras; y cada estoy convencida más de hacer la filosofía de los bulldogs, nada los para, ¿te imaginas ser así de tenaz?

Pues bueno, por fin llego ese día en el que lo deje hacer algo bien estúpido.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More