Ese microinfarto cuando no encuentras el cel

0

En esta vida moderna hay muchos motivos por los cuales puedes provocarte un microinfarto, suena gracioso y muchos memes en internet han dejado clara la evidencia; sin embargo cuando estas sufriéndolos no es nada gracioso y ese dolor físico que te produce que tu corazón se pare del shock, del asombro y susto, eso no tiene nada de chistoso. Pero si piensas en retrospectiva, sí, tal vez si pueda ser gracioso.

mini infarto celular

 

celular infarto

mini infarto - copia

Ah, internet y su sabiduría popular, por lo menos nos hace reír; pero cuando estas en medio de ese ataque histérico buscando el cel, cuando sucede ese microinfarto espantoso que te da cuando no encuentras tus cosas, en ese momento solo puedes llorar y mucho.

Pero sabes, hay muchas personas que sienten ese gran pánico, ese miedo que se convierte en un microinfarto cuando se habla de cosas relacionadas con su cel, es decir, no encontrarlo, que no prenda o que lo tenga su pareja con libre acceso a todas sus conversaciones, ESO SÍ ES MIEDO, pero a mí no me pasa de esa manera.

Que por cierto, antes de cambiar de tema de microinfartos por culpa del cel, a microinfartos por perder otras cosas; me parece muy interesante este tema de la confianza, digo, no cualquiera permitiría a su peor es nada libre acceso a todas sus comunicaciones. Algunos dicen que es por el puro precedente de permitir esa invasión tan horrenda a la privacidad, otros definitivamente tienen mucha cola que les pisen. Por ello cuando es momento de permitir que alguien más vea nuestro celular, no importa quién o porque, eso puede provocar un microinfarto.

Aunque bueno, hay que aceptar que cualquier cosa que le pase al mendigo smartphone produce esos famosos microinfartos y no solo es que no prenda, también si se te cae de las manos, podrías hacer malabares para evitar que toque el suelo, otra cosa que preocupa es que se moje y hasta que se quede mucho tiempo en el sol.

Podrá ser que no cuidamos nada, ni siquiera a nosotros, pero cuando se habla del celular; ese tiene un cuidado especial.

Sin embargo últimamente mis microinfartos no tienen nada que ver con mi iPhone o mi Xperia, mmmmm, creo que me he vuelto más cuidadosa con ellos, al grado de que ya no me dan esos sustos y pues al ser soltera, no tengo que cuidarme de nadie pueda inmiscuirse en mis chats, jajajajajajaja, que por cierto no hay nada que ver, puras conversaciones super ñoñas. Por ello ahora cuando hablo de ese intenso miedo, esa sensación de tener un microinfarto, infarto, preinfarto y todo lo que tenga que ver, siempre está relacionado con mi iPod.

Han visto que hay personas que entran en pánico cuando no sienten el celular en la bolsa del pantalón o cuando está cerca de su pareja, mientras llega una oleada de mensajes; para muchas personas eso es terror, para mí no.
Por extraño que parezca nunca me sucede o ya no, ahora lo que tiendo a perder y entro en un pánico total, a punto de tener ese microinfarto del cual tanto hemos hablado, es cuando no encuentro mi iPod Shuffle, que me ha pasado este mes como 4 veces y cuando intento pensar cuando fue la última vez que lo vi, o sea, hace 4 días, solo puedo llorar y gritar perdí mi iPod, claro, dos minutos después lo encuentro en la bolsa de alguna mochila, pero ese sentido de haberlo perdido, me genera un microinfarto tan fuerte que me termino agarrando el pecho y sentándome en una silla, jajajajaja.