Ese afán de hacer público lo privado

0

Qué necesidad, me cae.

Cuál es la necesidad de divulgar las cosas más íntimas y susceptibles que nos suceden. Acaso la respuesta es, esa necesidad de drama y protagonismo la que nos hace, hacer público, aquello que es muy íntimo, que a nadie le importa, ni le acongoja, en todo caso lo divierte y lo deleite, ¿es eso?, ¿por eso exponemos lo privado?

Notas Relacionadas

Supongo que, por eso, hasta hay personas que salen en la tele exhibiendo esas intimidades.

Aunque, si me preguntan a mí, yo no entiendo cuál es ese afán o necesidad, que tienen las personas de gritar y cacarear sus problemas personales de una forma tan pública.

Primero porque a nadie le interesa, segundo porque cuando estas cerca, en medio o presenciando un drama en la calle, te sientes bien incomodo, tercero no te importa, cuarto, ni tomas partido, solo eres un espectador en este morboso espectáculo que debes ver, quinto NO TE IMPORTA.

Y no me quiero ver mala onda, que puedo parecerlo; pero piensa en esa vez que, en un restaurante te topaste con una pareja en medio drama, gritándose, odiándose, y arruinando tu comida; pero ¿Por qué?, pagaste por una cena, no para ver a personas gritándose, tú quieres disfrutar de ese tiempo tranquilo en tu vida, y no es egoísta, con tu propio drama personal tienes, como para que alguien más este arruinando tu comida y tu felicidad.

Qué bueno, podríamos ser más empáticos y entender que esas personas están pasando por un mal momento, a todos nos sucede, y desde ese punto, pues la idea de aguantar a unas personas gritándose, enojándose y reclamándose, pues no es el peor de los males, después de todo, finalmente tú no estás metido en el drama.

Solo miras morbosamente que está pasando.

Pero, vaya que es incómodo y hasta molesto, cuando te meten en este tipo de inconvenientes y espectáculos que nunca quisiste ver.

Que acaso nadie les dijo, que los trapos sucios se lavan en casa, en serio, ¿no les llegó el memo?; porque ahora parece que la cosa es lávese en casa y cuélguese a la vista de la mayor cantidad posible de espectadores para que se ventilen al público tus prendas más secretas.

¿En serio?, ¿cómo es posible eso?

Podrás pensarse qué tal vez es una postura algo hipócrita y prejuiciosa de mi parte, después de todo, tengo un blog en el que ventilo mis ideas y todo lo que me sucede, pero a eso debo decir, solo son ideas y reflexiones, nunca es el fin, hacer pública mis situaciones privadas; de hecho, en ese sentido soy muy hermética y entiendo bien que lo que es privado, privado se queda.

Pero, parece ser que los demás, disfrutando ventilando su sufrimiento, haciéndolo público y llamando la atención de los demás, pero la atención equivocada; finalmente a nadie le importa y solo terminas convirtiéndote en un espectáculo, repito, morboso.

Y desde el punto de vista externo, es incómodo, el otro día me encontré a unas personas peleándose y alegando y en medio de sus problemas, lo único que quería decirles es, váyanse a pelear a otro lado.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More