Escuchar tus instintos

0

…es la única forma de ser fiel a ti mismo

Pero escuchar a tus instintos no solo es la única manera de ser fiel a quien eres, oh no, seguir un instinto es mucho más, ya que en un punto de la vida se convierte en la única manera de ser feliz, es la única manera de encontrar quien eres y no quien debes ser; seguir un instinto puede ser la mejor y más asombrosa manera de vivir, de ver la vida, de sentir, de crecer.

Si bien hay instintos o corazonadas que no suelen ser muy acertadas, hay que aceptarlo, incluso cometiendo un error aprendes a conocerte, aprendes a entender quién eres y lo más importante de la vida, APRENDES A SABER QUE ES LO QUE NO QUIERES DE ELLA, suena curioso no, uno pasa mucho tiempo de la vida buscando, no solo buscando personas o información, sino buscando conocimiento; una sed de saber, de conocer, de expandir tu mente que solo sucede leyendo, estudiando, disfrutando, viajando y conociendo por todos los rincones del planeta a las personas. Un tiempo de la vida lo único que quieres es descubrir que es lo que quieres de la vida, pero entonces sucede algo mágico, algo que pasa sin darte cuenta, algo que solo sucede cuando comienzas a conocerte y descubres que de tanto seguir tus instintos, que normalmente no se equivocan, descubres un buen día que es lo que no quieres de la vida y se vuelve entonces más importante que todo aquello que si quieres, pero desconoces, se hace más importante saber que no quieres.

Un buen día la certeza de saber que no va contigo, solo te da paz, y en ello, los instintos, las corazonadas juegan un papel vital, porque hasta en el momento en el que te caíste haciendo una locura, incluso en ese momento aprendiste algo; algo que se te va a quedar bien grabado, un aprendizaje que te ayudará a ajustar tu brújula interna, esa que se guía con el corazón; porque es el único órgano de tu cuerpo capaz de escuchar lo que importa porque “solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”, entendiendo eso como negarte a escuchar el corazón, a pesar de lo que diga la razón, a pesar de lo que diga la lógica, el cerebro o los demás, como apagar la voz que cada vez es más ruidosa, como dejar de escuchar a tu corazón, como dejar de escuchar tus instintos, como dejar de escuchar esa voz interna que te dice “hazlo”, ¿cómo hacerlo?, incluso sabiendo que eso podría ser un error, incluso con la lógica en contra, como podrías traicionar a una corazonada y vivir con ello.

Sabes, voy a confesarte algo de los errores, una gran verdad que aprendí hace mucho tiempo “aquí hay algo acerca de los errores: incluso a veces cuando sabes que algo es un error, tienes que hacerlo de todos modos”, yo prefiero vivir sabiendo que hice algo porque así debía ser, a vivir una vida pensando que fui precavida, prefiero caerme y levantarme que pensar en los hubiera, prefiero ser fiel a todas esas corazonadas a ignorarlas, además, tengo que confesar que cuando siento una corazonada tan fuerte, no me queda más que seguirla, no puedo hacer otra cosa más que seguir ese instinto, ese que sabe a dónde debo ir mucho mejor que yo.

Muchos años escuchando a mi corazón para perseguir sueños locos, como escribir, sueños locos que me han llevado a un lugar bastante feliz, corazonadas e impulsos que me han hecho muy alegre en diversas áreas como amistosas, profesionales, ¿cómo podría ignorar hoy a esa brújula que me dice a dónde ir?, simplemente no lo voy a hacer, ya que ella sabe a dónde ir y yo la voy a seguir.

Pero no solo es eso, seguir un instinto loco, una corazonada que late fuerte; yo creo desde un punto de vista muy personal, que más que ser un impulso loco, esa es una brújula exacta, un mapa invisible que te lleva justamente al lugar donde debes estar, al lugar donde perteneces en ese momento. Seguro te suena a una locura, seguir o no seguir al corazón es la cuestión, a lo que muchos afirmarían que el corazón es ciego, que seguirlo probablemente sea una idea bien estúpida, pero que es más estúpido, ¿hacer algo arriesgado y vivir o no hacer nada y estar en una zona de confort?

El corazón es sabio, él puede ver lo esencial y finalmente siempre se aprende de todas las experiencias, de todas esas corazonadas fallidas o exitosas, uno siempre termina aprendiendo.

Sabes, si yo no hubiera seguido ese instinto loco que me decía “escribe como si la vida se te fuera en ello”, seguro ahorita yo estaría en otro lugar muy diferente de mi vida, pero de algo estoy segura, nada es tan satisfactorio para mí como esto y todo comenzó con una corazonada, un pequeña voz que no podía callarse, que no podía dejar de escuchar, una voz interna que me decía a donde debía ir.

Y por si fuera poco, tu corazonada, hace que todo se conecte, o igual y es mera coincidencia, pero entre más sigues tu intuición llega una noción certera de lo que debes hacer, como que las cosas se ven claras, ya sea en el trabajo, en seguir un sueño, en conseguir una meta, enamorarte perdidamente de alguien o lo que sea.

Solo hay que recordar que un buen destino es que dos personas se encuentren, cuando ni siquiera se estaban buscando, pero hay que aprender a no exigir amor, sino dar buenas razones para ser querido y tener paciencia para que la vida haga el resto.

A ti, a ti solo te queda seguir a tu corazón y ya, punto.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More