Es tiempo de vivir juntos: mudarte con tu pareja

3

¿Llego el momento? O puedo retrasarlo un poco más, si, para algunas personas este es un paso muy importante y decisivo en la vida de una pareja, algo casi tan importante y serio como casarse, solo un nivel menos serio en esa escala.

Ahora, hay que aceptarlo para algunas mujeres y hombres dar este paso puede ser tan aterrorizante como decir “si” en el altar; realmente no es para menos, la única diferencia que existe en el altar o el juzgado, es que en esos casos hay papeles que amparan ese contrato, para algunos sagrado, para otros un simple papel. Pero vivir junto con tu pareja es algo que no haces un día, no más, simplemente no llegas a su casa con la maleta o es más, no es algo que se plantea sin pensarse o meditarse.

Creo que en estos tiempos en donde se ama de forma exprés, muchas parejas, sobre todo las más jóvenes dan ese salto sin pensarlo, después de todo no es nada serio, pero cuando te pone a pensar en las implicaciones que eso conlleva, en vivir juntos de forma seria y establecida, las parejas se dan cuenta que no es nada sencillo. De hecho partiendo del simple concepto básico de esto: la convivencia.

Convivir con alguien más puede ser muy difícil, en lo que te acostumbras a valga la redundancia sus costumbres, sus maneras y sus formas. Normalmente uno se acopla a la dinámica de las personas que viven diariamente con dicha persona, por ello tratar de acoplarse a una nueva forma de vida, con alguien que antes se veía de forma constante, es algo muy diferente.
Encontrar ese equilibrio en el que cada uno de los dos encuentra su libertad y lo equilibra con su pareja suele ser muy difícil; además, otro tema fundamental son las responsabilidades y compartir los espacios, pero no porque sea difícil es imposible.

Realmente creo que las parejas jóvenes fallan en este intento porque les falta experiencia y saber que en la vida de pareja siempre hay que ceder, para lograr un bienestar común.

Puede sonar complicado eso de vivir con tu pareja, pero si lo piensan, lo analizan y buscan la forma de que eso funcione, créanme no hay nada de que temer, realmente mudarte con tu pareja antes de firmar algún papel o decirle que si al sacerdote, suele ser muy inteligente; porque es en esa convivencia diaria y muy íntima que descubren las personas si es que son o no son compatibles.

Ahora también está el otro lado de la balanza y es que entre más lo piensas, menos buena idea parece; pero hay un punto en la vida de toda pareja que ese momento tiene que llegar.

Las claves para saber si estás listo/a son algunas pistas que se dan en el vivir día a día, pero más allá de estas pistas, tienes que sentirte cómodo/a con tu pareja, tiene que haber mucha confianza y deben estar conscientes que buscan las mismas metas de vida, sabiendo eso, la transición es muy fácil.

Y si cada que piensas en esa posibilidad entras en pánico, descuida, vas por buen camino, ya que el hecho de preocuparte por si lo harás bien, si algo falla, si eso destruye tu relación eso es un sinónimo que estás pensando en tu bienestar y el de tu pareja; ahora que si simplemente es miedo crónico al compromiso, te recomiendo madurar.

Pero cuales son los tips para saber si están listos:

Cuando pelean buscan una solución o por lo menos dialogan
Han repartido roles en la relación y se cumplen
Pasan mucho tiempo en la casa del otro, lo único que falta es tener allí su ropa
Se sienten bien estando solos y no existen silencios incomodos
Se sienten bien teniendo sus espacios

Sin embargo no olvides que estos son consejos y saber si estas lista/o para dar ese paso depende únicamente de ti.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More