Es muy fácil enamorarse de una cara bonita

0

Y de una forma peligrosamente estúpida si esta persona además de tener una bonita cara tiene buena personalidad, curioso no les parece, cómo surge poco a poco el amor a partir del deseo y la atracción, así es como una cara bonita puede hacer que pierdas la cabeza y el corazón en tiempo record, una cara así como la mía.

Una cara bonita puede hacer que olvides cualquier cosa, ¿será?, ¿acaso uno puede enamorarse unicamente de eso?

Notas Relacionadas

Sí, por alguna extraña razón que seguramente ya descubrió algún estudio estúpido sobre los rasgos faciales que se prefieren en una persona, descubriríamos que los rostros simétricos, las pieles lozanas, ojos claros y una suma de detalles específicos conforman una cara bonita que puede idiotizarte en tiempo record y hacerte perder la razón, tanto que terminas babeando, suspirando y pensando únicamente en una cosa, esa cara bonita y qué harías lo imposible para ver ese bello rostro cada segundo del día, sin importar que tengas que trabajar o incluso que esa cara bonita pertenezca a alguien que te trata como trapeador, te a friendzonado, solo te habla cuando necesita algo o te hace sentir que eres feo o fea.

Sabías que…
Basado en un estudio psicológico: Sentir atracción hacia una persona solo dura un máximo de 4 meses. Si excede, estás jodido, digo enamorado

Las caras bonitas pueden hacer que nos perdamos en la locura de algo que se llama “deseo” y poco a poco, dependiendo de lo peligrosamente bonita que sea esa cara te puedes enamorar; eso es muy extraño porque una cosa es seguir a una cara bonita con buen cuerpo y excelente personalidad, pero otra cosa es permitir que esa cara bonita te maltrate, que es común, cuando conoces a alguien guapo o guapa. Cuidado porque te va a hacer sufrir no con intención pero cuando conoces a alguien muy atractivo es probable que tengas que hacer línea para llamar su atención, lo más es extraño es que a las personas agraciadas sin importar lo idiota que sean les toleras todo únicamente por el factor BELLO, porque díganme de alguien que conozcas que le aguanta mamadas a un feo o una fea, que claro, decir “feo” es políticamente incorrecto, sin embargo eso hacemos.

Me estoy alejando del tema en una serie de divagaciones extrañas, cuando aquí hay un tema bien interesante y es cómo podemos perder la razón por un rostro bonito, un conjunto de rasgos que si se suman con un cuerpo estético más una buena personalidad es una ecuación para enamorarte perdidamente de alguien.

Que acaso no se supone que el corazón debe mirar directo al alma y no a los rasgos físicos de alguien, mmmmmm, pues debería pero nunca es así y siempre estamos en la búsqueda de la persona más agraciada en muchos sentidos, por eso, esas personas son muy peligrosas y más si en ese combo se suma el buen humor y capacidad para conversar, así como yo, jajajajajajajaja.

Cuidado porque potencialmente se pueden enamorar de mí, pero también me pasa a mí y si me topo con alguien con bello rostro y una personalidad elocuente, siento que estoy enamorada, claro nunca me ha pasado como a esta reportera, pero si es muy fácil babear por un bello rostro.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More