Es fácil perder un email

5

Muy, muy fácil, y puede ser que siempre estuvo allí pero cuando lo necesitas, desaparece, aunque lo hayas guardado en una carpeta especial para no perder su contenido. Un email tan importante para el trabajo o porque no, algún ticket de un concierto o hasta un boleto de avión o camión, simplemente desaparece y pasas horas y horas buscando en todas las mendigas carpetas del Outlook el susodicho correo, maldita sea, y lo mejor es que ya te urge para ya.

Y si quisieras hacer una búsqueda general simplemente el programa no puede, digo, según él hace maravillas y hasta organiza tu agenda, pero se trata de buscar un correo y ya estuvo que vas a pasar días buscándolo. Y eso de solicitar otro mail con esa información a veces no es posible, ¿Qué haces?, pues llorar y buscar y buscar y buscar hasta que lo encuentras.

Notas Relacionadas

Ahora resulta que con esto del mundo paperless, papeles y documentos tan importantes te los mandan por mail desde citas para pasaportes o visas, estados de cuenta del banco, solicitudes de trabajo, boletos para conciertos, calificaciones escolares que tenías que presentar a tus señores padres desaparecen, ¿cómo?, no tienes la menor idea, y no es que NO quieras presentar el documento reprobatorio a tu mamá, simplemente desapareció por el ilusionismo de David Copperfield, que solo lo movió por error al lugar que menos te lo imaginas y normalmente uno busca en dónde según sería “el lugar menos esperado”, pero resulta que no está allí, no está en ningún maldito lugar y tú necesitas para el trabajo, para algo personal o una cita bien importante esa información que está perdida en el mundo del ciberespacio.

Es fácil perder un email
¿Qué es lo que yo hago para encontrar un mail perdido?, mmmmmm, normalmente maldigo tanto, grito y digo groserías para todo, es más contra todos; los demás no tienen nada que ver pero cuando un jodido correo está desaparecido todos van a escuchar mis maldiciones e insultos, luego viene la fase de aceptación en la que ya dejo de insultar a todos y me pongo a buscar de rápidin el mendigo correo, y como sigo sin encontrarlo vuelvo a maldecir e insultar a todo el mundo, hasta que me calmo para buscarlo con más atención, carpeta por carpeta, correo por correo primero por fecha y luego por remitente, si sigo sin encontrarlo vuelvo a maldecir a todo mundo y mejor vuelvo a solicitar que me envíen esa información.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More