Encontrarte dinero en la bolsa del pantalón o la chamarra

0

No hay nada que se compare con la emoción y dicha de encontrarte dinero en la bolsa de un pantalón o una chamarra; eso es como si la diosa fortuna te bendijera, el destino te sonriera y los astros del cosmos se alinearán para que por fin algo bueno te suceda.

Aunque ahora que lo pienso, el hecho de que lo mejor que te pase en un día común y corriente sea encontrarte algo de dinero en la ropa, pues bueno, eso está medio jodido y hablando de eso, ok, lo acepto hay mejores emociones o dichas más grandes que esa, ya sabes, algunos dirían que la pinche sonrisa de un niño, el canto de los pájaros, un arcoíris y cosas de esas. No es que yo sea muy amargada, la neta no soy tanto, pero creo que ya le perdimos gusto a esas cosas maravillosas que deberían fascinarnos; ahora eso es tan trivial que es más emocionante encontrarte dinero olvidado en un pantalón.

Y porque es eso, tal vez acaso encontrar dinero te da esa emoción y endorfinas que necesitas, mmmmmm, supongo que más tiene que ver con que el dinero da la felicidad; obvio, súper obvio, así que al encontrar ese dinerito perdido encontramos la felicidad y emoción que necesitamos diariamente.

Además, cuando te encuentras dinero en la bolsa del pantalón o la chamarra, es como si te hubieras dejado un regalo, sí, así es, dije regalo que te hace tu yo del pasado, que sabiamente pensó que necesitarías ese dinero para comprarte algún dulce, chicle o cualquier cosa cuya denominación sea menor al valor de una moneda corriente.

Porque hasta eso, cuando te encuentras lana en la ropa, no importa que sean 50 centavos, tú te pones feliz.

Bueno miento la relación de la felicidad que experimentas es directamente proporcional con la denominación de la moneda o billete, es decir, tú alegría está relacionada con la cantidad de dinero que te encuentras y si sacas centavos o unos pesos, como que te sientes decepcionado y hasta piensas, “chale, gracias yo del pasado por ser tan tacaño”, y ese pensamiento está lleno de reproche y desdén, como los reclamos reprochantes y desdeñosos de las novelas.

¡Qué tacañez!

Pero cuando te encuentras mucha lana o un billete alto en la ropa, literal es como si te hubieras sacado el premio gordo y te sientes millonario porque te encontraste 10 pesitos en la bolsa de la chamarra, una la cual hacía muchos años que no te ponías.

Por cierto esto de encontrarte dinero en la bolsa, ¿será descuido o cochinada?, porque eso dice mucho, el que te pongas un pantalón y tenga dinero, y más de un pantalón con muchas puestas y con mucho tiempo sin lavar.
Ahora, tengo que decirlo sería como para morirse del coraje encontrarte un billete en la ropa que se arruino porque se lavó. Así que para prevenir eso, mejor yo no lavo mi ropa.

Y es que cuando te encuentras dinero, te sientes rico y poderoso; lo malo viene cuando tu hermano o hermana te dice que es suyo y lo dejó olvidado ayer que se la puso.

Eso es como para llorar.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More