Encontrarte con conocidos en la calle

1

A veces es inevitable, y si piensas que la libraste con eso de vivir en la enorme ciudad de México y nunca tendrás que toparte con conocidos mientras transitas sus calles, pues déjame decirte que estas en error. No sé, tal vez este pequeño valle se encuentre en una especie de triangulo místico o dimensión desconocida en donde todo puede pasar, en el triángulo de las Bermudas barcos y aviones se pierden, pues en la dimensión desconocida del DF te puedes encontrar con el profe a cientos y miles de kilómetros de la escuela, digo, que hace uno cuando se encuentra con sus maestros, en serio, ¿Qué hace uno?, ¿actuar de forma natural y amistosa?, nel, los maestros no son amigos, solo son conocidos que nos hacen la vida más difícil y en cuanto más dura para ellos mejor, ya parece que voy a andar saludándolos; a lo sumo sería un buenas tardes acompañado de una sonrisa incomoda y una cara de ¿Qué rayos?.

¿Y si te encontrarás con el jefe o algún compañero de la oficina?, pues todo depende de la relación que tengas o que tan bien te lleve con ellos, porque si te caen en la punta del hígado los vas a saludar igual que a tus viejos maestros.

Notas Relacionadas

Regalos estúpidos

¿Estas bien?

Problemas de las chicas altas

Pero aquí viene otra gran pregunta, acaso no es una de las ciudades más grandes del mundo, entonces como es posible que jodidos nos encontremos con personas, ¿Cómo?, tal vez si sea esto la dimensión desconocida, o lo de grande es relativo y este pequeño valle que llamamos Ciudad de México es más pequeño de lo que imaginamos y por más personas que habiten en ella siempre te toparás con algún conocido.

Bueno, también es obvio que si sales de tu casa y en la redonda de la cuadra te toparás con tus vecinos, obvio, que te los vas a encontrar. Te imaginas ir por el refresco o encontrarte en la cola de las tortillas a la vecinita que tanto te gusta, pues no es para sorprenderte y decirle: “pero que pequeño es el mundo”, en tus zonas o tus rumbos es claro que te encontrarás con tus cuates, amigos y conocidos. Pero si estos muchos kilómetros lejos de esta zona de confort es extraño toparte con estas personas.

Y ¿qué haces cuando te los encuentras?
Tal vez la estrategia que apliques depende de una sola cosa, un solo factor, si te cae bien o no fumas a esa persona qué harías cualquier cosa para evitar ser visto, inclusive esconderte detrás de postes de 5 cm de ancho, mientras que es claro que tu circunferencia ocupa más centímetros.
Es bien sabido que si alguien se hace wey para saludarte debes aplicar la misma de aquí pal real y aunque te lo encuentres y este enfrente de ti, alegarás demencia y que nunca lo viste: VENGANZA.

Pero bien, cuando te encuentras con un conocido o familiar neutral, pues aplicas esa de pláticas ocasionales sobre el clima, como están sus hijos o en su defecto si es soltero, como se ha portado el perro. No sé ustedes pero a mí me cuesta tantísimo sostener una de estas conversaciones, pues verán, después de hablar sobre el clima se me acabaron los temas de conversación.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More