Pasamos toda la vida buscando respuestas, claro, algunas respuestas son profundas y fundamentales para no volverse loco, pero otras tantas, son de índole tonto; sí, no todas las respuestas de nuestra vida tienen que ser filosóficas y de gran profundidad, a veces simplemente son TONTAS RESPUESTAS de carácter SIMPLE.

Siempre lo he pensado, se buscan respuestas para la vida, y entre más estúpidas sean, MEJOR.

No hay que olvidar nunca que no todo en esta vida tiene que ser serio y relevante, algunas, por no decir muchas cosas, son de carácter tonto y trivial; pero la constante, es que necesitamos respuestas, necesitamos saber, necesitamos encontrar esas piezas faltantes del rompecabezas de nuestra vida, necesitamos encontrar eso que nos falta, eso que nos hace funcionar, esa respuesta con nombre por la cual pasamos la vida buscando por todo el mundo, el universo y la galaxia. Buscamos ferozmente por algo o mejor dicho alguien que sea la respuesta universal a la pregunta nunca antes hecha, que siempre está presente en nuestra cabeza, ahora, lo más loco de todo esto, es ¿cómo una persona puede ser la respuesta a todo?, ¿cómo una persona puede ser la respuesta a una pregunta nunca antes hecha?, neta, ¿cómo?

Por alguna extraña razón esa pregunta no hecha, tiene que ver con la felicidad, con el amor, con una persona, con alguien que nos complemente; y creo que ese será un gran enigma, porque se puede tener todo en la vida, éxito, riquezas, logros, satisfacciones personales, pero se necesita alguien con quien compartir todo eso, sino, todo aquello que se tiene no importa, y nada llena ese vacío, que esa pieza faltante deja en el corazón.

Suena cursi sí, lo sé, pero todos estamos buscando esa pieza faltante y lo más cursi de todo esto, es que todo esto está relacionada con el amor, las relaciones y alguien que te haga sentir como estar en casa, alguien que te susurre la felicidad y solo con eso, te haga sentir y vibrar.

Tal vez se piense que la felicidad no se susurra, que es algo que se siente, pero creo que acabo de descubrir uno de los secretos más importantes de la vida, de esas veces que es una revelación mágica y cósmica, y entiendes esos misterios y la cosa es que hay encontrar ese susurro de felicidad.

Pasamos la vida buscando el amor, buscando la felicidad sin saber cómo es, o cómo se siente; pero creo que la pista para saber cuándo encontramos eso que buscamos, es con un susurro, un susurro que, sin decir mucho, puede decirlo todo.

Y esta revelación de vida, llego como inspiración justo cuando estaba esperando a que la vida pasara, en esos momentos en los que, sin aviso, llegó uno de esos mensajes del cosmos, con la canción Here (in your arms) de la banda indie Hellogoodbye, que me recordó lo que se siente el amor, la felicidad y llegue a una de esas conclusiones locas de la vida, y es que vivimos por y para el amor, para encontrar a esa persona que te haga sentir bien, dónde quiera que estés, esa persona que te hace sonrojar, a esa persona que solo quieres besar y a la cual quieres susurrarle “Hola, te he extrañado terriblemente y solo quiero estar en tus brazos”.

Sonará loco, pero esta banda, describió perfecto, en el coro más maravilloso del mundo, lo que es el amor, lo que es amar, y lo que es la felicidad, y que todos deberíamos encontrar ese susurro de felicidad, y nunca conformarnos con menos; porque el secreto de esta vida, el secreto es encontrar ese susurro de felicidad.

En verdad, hay que encontrar a alguien que te susurre esto:

Whispers hello, I miss you quite terribly
I fell in love
In love with you suddenly

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here