Enamorados del amor

2

Supongo que en la actualidad el romance no escasea, noooooo, eso es un hecho, por más que haya quien reniegue de eso. Ahora todos están buscando el amor y el romance de una forma estúpida e impresionante, de hecho, todo habla de amor, incluso el amor, esperen ya estoy confundiéndome de quotes, pero creo que entendieron el punto, en la actualidad una de las cosas que más nos venden, no solo los medios, sino también la publicidad, los libros, el cine y hasta el pinche internet, es el amor.

Enamorados del amor

El amor como un producto, el amor como un fin, el amor como algo mágico, el amor como una receta infalible a la felicidad, un santo grial que cuando es encontrado arregla tu vida, tus problemas, te quita la gota, te quita kilos, te hace más listo, mejora tu trabajo, en pocas palabras, el amor te cambia la vida; por ello se hace tanto hincapié en su búsqueda.

Antes el amor era la clave para la supervivencia de la especie humana, ahora el amor es la respuesta vacía y mágica a cada uno de nuestros problemas por ello es imperativo encontrar el amor, AH Y NO CUALQUIER CLASE DE AMOR, oh no señor, buscamos el verdadero y único más grande amor de la vida; porque esa clase de amor es el que resuelve la vida, como los remedios milagrosos que vendían los merolicos en las plazas o centros de los pueblos, pequeños elixires que remediaban cualquier problema humano, así nos quieren vender el verdadero amor, porque hasta eso, estamos jodidos y existen miles de versiones de amor, muchos tipos de romance, pero solo hay uno que puede hacer que nuestra vida tenga sentido, EL AMOR VERDADERO, pero encontrarlo esta cabrón y más porque en la actualidad todos están tan lastimados, por los otros tipos de amores bizarros, tanto que ya nadie quiere arriesgar su corazón, pero eso sí, todos quieren encontrar un amor que valga la pena, pero sin mucho esfuerzo, compromiso o complicaciones.

Puta, pero como alguien puede pedir amor sin darlo, ¿cómo?, neta, ¿cómo?

Saben qué, tengo 30 años y nunca he estado en la presencia de ese tipo de amor, nunca me he postrado o conocido algo ni siquiera remotamente cercano o que sea reciproco, en terreno de amor, ese amor que nos prometen en todos lados.

Es más, a veces cuando soy cínica, creo que eso, creo que encontrar el verdadero amor es más difícil que encontrar una aguja en un pajar, para mí a veces intentar encontrar amor, es como frotar lámparas esperando encontrarme una que sea mágica y me salga un genio, creo que así sería más fácil pedirle encontrar a mi verdadero amor, o a mi “alma gemela”, que a estas alturas encontrarlo yo sola por mis propios medios y recursos, el amor es de esas cosas que solo suceden en los cuentos de hadas.

Sin embargo mi cinismo crónico, brota a veces, cuando me doy cuenta que estadísticamente hablando, Yes, Yesica Flores, o sea yo, yo no voy a encontrar nunca el amor, ni siquiera algo así como un puto free, jajajajajaja, porque soy tan compleja, tan romántica, tan anacrónica, que simplemente las nuevas formas de romance, me parecen absurdas frente a la definición ROMANTICA que encontré, que entendí y que aprendí del amor por tantos años.

No sé, a veces creo que estoy enamorada del amor, motivo por el cual, nunca ninguna persona, relación o lo que sea que suceda, es lo suficiente para mí, porque me enamore del amor, ese sentimiento loco, extraño y sin paralelo que me hace sentir viva, tal vez no me enamoro de personas, sino del concepto que representa esa persona, para crear una ilusión que solo existe en mi pinche cabeza, la idealización de alguien, que solo pasa en mi mente, y cuando me ofrecen un amor normal, una relación normal, yo no puedo conformarme con ello, yo quiero un amor como el que se creó en mi cabeza, yo quiero estar enamorada del amor.

Esa loca idea en la que el amor grande hace cualquier cosa, vuelve posible lo imposible, un amor que me hace llorar de solo pensar en él, no sé, tal vez me descompuse, tal vez muchas horas escribiendo de amor, muchas tiempo hablando de romance, dando consejos me hizo idealizar el amor, de una forma irreal, de una forma literaria, de esas que se plantean en el cine. No es que yo sea una dramática de primera, más bien soy una persona idealista en toda la extensión de la palabra, a veces es bueno, cuando se habla de cosas honorables, pero cuando alguien idealiza el amor, cuando alguien se enamora del amor, eso es peligroso.

Digo, a veces me considero una cínica, una persona con un grado extraño de independencia que no permite establecer ninguna relación; pero entonces luego pienso de forma menos drástica y me doy cuenta que soy y seré una romántica empedernida, que me gusta estar enamorada del amor, y que sí, estoy convencida que encontrare a mi verdadero amor, ese chico que también me busca sin desistir. Sonará bobo, pero a veces, en días como hoy, creo que esa persona, ese hombre, está muy cerca de mí, que pronto lo encontrare y todo aquello que yo creo que es el amor, con sus defectos e imperfecciones llenará mi vida como un eclipse, a veces estoy segura que lo encontraré, estoy segura que estamos muy cerca de encontrarnos y con una sola mirada, él sabrá que nunca me podrá dejar ir, y yo sabré que por más que intente correr nunca podré hacerlo.

Eso no es ser cursi, ok, eso es estar enamorado del amor.

Bueno, a veces y dependiendo del día, los astros, la luna, el cosmos y mi estado de ánimo, me pregunto si estaré enamorada de amor o tan solo soy una persona romántica como cualquier otra, ¿cuál será la naturaleza de mi problema?, ¿espero demasiado del amor?

Y en esto de las expectativas no puedo culpar a los medios, a los libros que tanto me gustan, a la música o al cine, es mi culpa estar enamorada del concepto de amor, porque en la realidad, de forma práctica eso que yo idealice como amor, no sucede y conforme maduro, conforme experimento relaciones sin nunca encontrar ese gran amor que espero encontrar, me doy cuenta que las relaciones, el noviazgo, el romance, son muy diferente a lo que se lee en teoría, y nuevamente la práctica es diferente, es sencilla, es simple y muchas veces está llena de monotonía.

No creo que este mal estar enamorada del amor, noooooo, lo que está mal es que luego le permito a mis demonios personales arruinar mis relaciones, aunque tal vez, si encuentro el amor de mi vida, ese amor y sus poderes mágicos, de los cuales hablaba hace rato, me rescaten de mis demonios propios, tal vez, seguro solo tengo que encontrar a esa persona que se quiera quedar en mi vida, y me quiera tanto como yo lo quiera a él y de la misma manera.

Tal vez, pueda encontrar a alguien que se quiera quedar en mi vida y pintar con caos, con colores brillantes, para que yo sea su idiota personal por mucho, mucho tiempo. Y vaya que ya quiero encontrar a esa persona, a los 30 uno imagina su vida diferente y a mí lo único que me hace falta, es ese hombre que me permita ser su idiota personal de tiempo completo.

Y estoy segura que está cerca, a veces quiero tirar la toalla de la desesperación o la lentitud con la cual está llegando, pero si ya espere 30 años, puedo esperar un poco más a que este hombre misterioso llegue a mi vida y me enseñe a amarlo a él y no al amor.

You might also like

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More