El vicio inglés

0

El día de hoy hablamos sobre el vicio ingles un tema que tal vez pueda no serte familiar, hasta que escuches las descripción del este famoso vicio el cual es caracterizado por las nalgadas durante el acto sexual; ahora si estamos en sintonía y sabes de que hablamos el día de hoy, una práctica que para muchos puede ser una inocente adicción física que provoca placer, mientras que para otros podría ser una perversión o falta de respeto.

Pero ¿por qué se llama el vicio inglés?, pues porque culturalmente es uno de los países en los que esta práctica de nalguear a tu pareja durante una relación sexual es algo estimulante, agradable y sumamente erótico. Incluso existen muchas personas que aseveran que este fue el país donde se perfecciono la técnica de las nalgadas ya sea con las manos u otro tipo de accesorios, pero habría que entonces ir un paso más allá y ver que tanto el vicio ingles está relacionado con el sadomasoquismo o hasta donde llega este gusto culposo por las nalgadas sexuales. Y surgen muchas preguntas en este tema relativas a estas prácticas, en las que yo creía que cualquier territorio mundial eran susceptibles a practicarse, pero resulta que si existen zonas en donde se practican de una forma constante.

Y es que esta práctica de nalguear a alguien es vieja, puesto que se realizaba culturalmente para castigar a las personas, principalmente niños, una costumbre que poco a poco se extendió hasta convertirse en una práctica muy común de sadomasoquismo en ese país, fue que de un castigo habitual poco a poco se extendió esta forma cultural de represión que llego al terreno sexual en el que las parejas disfrutan de nalgadas bien puestas durante el coito.

Este nombre o vicio, no se quedó únicamente en Inglaterra y se extendió por el mundo, convirtiéndose en una fantasía recurrente de muchos hombres y algunas mujeres, que se basa en una postura sexual en la que el hombre domina a la mujer y tiene oportunidad constante de nalguearla o como dirían los americanos el spanking, desde nalgadas suavecitas hasta unas bastante duras, supongo que depende de la pareja y la intensidad del momento de disfrutar o no de este tipo de contactos corporales.

Como en toda práctica sexual, depende de la comodidad de la pareja.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More