EL punto G

Un punto que todas las mujeres quisieran que sus hombres conozcan y sepan cómo estimularlo, además de ser una zona que muchísimos hombres quisieran estimular para hacer explotar de placer a su pareja.

Puede ser que todavía sea un tema medio vedado del conocimiento público, tal vez sea un tema incómodo naturalmente, pero algo que no podemos negar es que el placer y el desempeño sexual en los adultos modernos y responsables es algo que cada vez preocupa más y más no solo a hombres sino a mujeres. El sexo es importante, tanto, como para hacer que las personas y a pesar de todos sus miedos, restricciones y pudor recurran a cualquier medio a informarse y documentarse no solo por hacer su vida sexual más plena, sino que su pareja realmente disfrute de su compañía sexual, algo que creo que en décadas pasadas ni siquiera importaba; ahora todos pasamos mucho tiempo buscando información y por supuesto practicando para ser expertos en este territorio y que la otra persona pueda disfrutar y siempre quiera repetir.

Existen muchas técnicas para hacer que tu pareja hombre o mujer llegue al éxtasis, en esta sección pronto abordaremos temas y técnicas de masturbación tanto femenina como masculina, sexo oral, posiciones, etc, además de hablar de sexo como se debe para que aprendas entiendas y disfrutes de tu sexualidad.

El turno del día de hoy es el punto G, una zona que muchas y muchos se preguntan dónde está y como estimularla.

El Punto Gräfenberg, también conocido como el punto G es una pequeña zona erógena ubicada en las mujeres detrás del pubis alrededor de la uretra, localizado entre 2.5 a 7.6 cm desde la abertura de la vagina en la pared frontal. El punto G en los hombres se ubica a 5 cm de la entrada del ano, un punto que tanto hombres heterosexuales como homosexuales pueden disfrutar, solo hace falta tener la mente abierta para su práctica.

El punto G ha sido un tema estudiado desde hace muchas décadas, estudios, encuestas y todo tipo de análisis ha despertado polémica sobre su existencia anatómica, sexólogos, investigadores y médicos se han dado a la tarea de encontrarlo y vislumbrar un mapa para estimularlo ya se mediante los dedos o el pene. Siendo en los años cuarenta cuando el científico alemán Ernst Gräfenberg realizo investigaciones sobre la pared vaginal interna, un punto que ciertamente hay que estimular para poder encontrar, lo cual ha causado tanta controversia científica.

Existen posturas que facilitan la estimulación de este punto durante el coito, siendo estas las más populares.

La estimulación de este punto se puede logar también con el dedo y la lengua, combinando la opresión del clítoris con la lengua mientras que con el dedo se hace su estimulación de esta área dentro de la vagina, entre 2.5 y 7.5 cm de distancia

Salir de la versión móvil