El punto entre aguantar y ser aguantado

0

Alguna vez te has puesto a pensar en ese punto, si, ya sabes, ese justo lugar en la vida en la que evalúas si eres aguantado y aguantas todo, sí, hablo del punto entre aguantar y ser aguantado, que tal vez parezca una mafufada, pero si lo analizas, todo en esta vida es un balance entre opuestos, entre lo bueno y lo malo, entre lo blanco y lo negro, entre aguantar o ser aguantado.

Creo que esa es la clave de una existencia feliz y una coexistencia con todos, ese justo punto medio entre pasar de la raya y que los demás se pasen de la raya contigo. Y tal vez parezca que esta reflexión es solo producto de las fechas, ya sabes, que sea 30 de diciembre nos hace evaluar la vida, nuestras relaciones y las cosas que hacemos por mantener o no esas relaciones; pero en un sentido esencial, creo que el punto entre aguantar y ser aguantado, es algo que siempre deberíamos tener en cuenta, o por lo menos parte de nuestras reflexiones semanales para entender como son nuestras relaciones con los demás y en qué punto abusamos de ellas y en que otro punto abusan de nosotros.

Y tal vez este balance suene a la pendejada más grande del planeta, digo, si te pones a pensar en la economía, en las preocupaciones diarias, en las eternas deudas a las tarjetas de crédito y en los eternos planes que tenemos de nuestra vida, el punto entre aguantar y ser aguantado es una de esas cosas superficiales de la vida; pero en el punto en el que te detienes a pensar que tanto te dejas y que tanto abusas de tus relaciones, en ese momento encuentras básicamente la respuesta a muchos de tus problemas. En serio, esta respuesta se convierte en una respuesta universal para todos los males que aquejan tu vida.

¿Qué tanto te dejas?, versus ¿Qué tanto abusas de los demás?

Bien, si crees que esta pelea tiene que encontrar un balance algo así, en el que si abusaste de 5 personas entonces tienes que dejarte ser abusado por otras personas, eso dice que no sabes mucho sobre vivir, tal vez sepas sobrevivir, pero vivir no y no se trata de tener una cantidad reciproca de una versus la otra, se trata de encontrar un punto medio, un justo balance en todas tus relaciones para ser una persona equilibrada, en vez de una persona que aguanta o por el otro lado, también en un extremo igualmente muy negativo, una persona que es aguantada por sus semejantes.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More