El proceso de comprar algo

2

A poco no, no hay nada más hermoso en esta vida que comprar algo, esto me hace recordar una frase de Bo Dereck “Whoever said that money can’t buy happiness, simply didn’t know where to go shopping”, lo sé, una frase muy frívola, las cosas no dan felicidad, noooooo y mucho menos cuando las posees, pero el proceso de comprar realmente es muy complejo y en nuestra mente y cuerpo cuando estamos comprando cosas nos sentimos bien; ya después te sientes vacío, sin nada y con muchos complejos de culpa y ética, pero comprar te hace feliz, es más, aquello de que los hijos te hacen más feliz que nada o graduarte, no se comparan con comprarte la Tablet de moda, el auto de tus sueños o irte de vacaciones a Paris-Roma-Bélgica. Simplemente no.

Somos humanos y aceptarlo no nos convierte en monstruos, creo que entender nuestras debilidades nos hace mejores y es un hecho que todos deseamos cosas, todos, además como se disfruta el proceso de comprar algo, desde seleccionarlo, la búsqueda, todo.

Notas Relacionadas

En esta casa no hay intimidad

Balconeando gente

Brújulas

El proceso de comprar algo
Y no lo nieguen también los hombres disfrutan comprar, pero claro, a su manera, en sus tiempos y lo que buscan. Eso de que para ellos es una tortura ir a un centro comercial a ver blusas y zapatos es cierto, pero eso es lo que hace feliz a una mujer, pero también nos aplican al género femenino la misma tortura cuando buscan un coche visitando concesionarios o cuando están buscando un tesoro.

Pero ahora afortunadamente el internet ha cambiado mucho las formas de comprar, ya no tienes que ir a las tiendas que están en lados opuestos de la ciudad y chutarte el tráfico, ahora todo se resume a research en internet para comparar precios, ventajas e incluso hasta leer opiniones no solo de expertos sino los comentarios de los usuarios. Ya no se trata de llegar a la tienda departamental y que el vendedor te convenza de comprar la marca más cara, nooooo, ahora todos somos expertos compradores que sabemos qué hacemos, que queremos y que buscamos.

Y en todo este proceso somos felices, vaya que sí, hasta se disfruta pagar ese objeto que tanto has anhelado y por el cual has trabajado tanto. Ah, las personas somos tan simples pero a la vez sumamente complejos.

A lo mejor y toda esta satisfacción de comprar cosas venga del justo de haber trabajado por ello, esa satisfacción de que todo lo que tienes en esta vida ha sido por un gran esfuerzo que te llena de orgullo. No sé ustedes pero a mi hasta comprar un helado es todo un proceso.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More