El peor error de mi vida

3

Todos en la vida, en algún punto hemos pensado acerca de los errores, esos que nos dan vuelta y nos hacen preguntarnos, o sea wey, ¿Qué pedo?, esas cosas que hacemos sin pensar, pero finalmente terminamos preguntándonos en que rayos estaba pensando, ¿en serio?, ¿Qué?
No sé, supongo que hay algo con los errores y a veces tenemos que cometerlos, incluso sabiendo que son errores.

Supongo que en esta vida, gran parte del aprendizaje de vivir, es equivocarse y caerse por supuesto, bien, antes pensaba que los errores eran grandes fatalidades de la vida, cosas que debía evitar a como diera lugar, porque equivocarse, errar o cometer errores es algo que pesa, no solo al orgullo, sino que además atenta contra el espíritu, eso pensaba antes, hasta que un buen día descubrí, que entre más me equivocaba más cerca estaba de aquel lugar que buscada. Hablando de cualquier cosa, en cualquier campo de la vida, entre más me equivocaba, más perfeccionaba lo que hacía y lo que quería, entre más me caía, me descubría, además, con cada una de esas caídas más perfeccionaba mi técnica para caer.

Notas Relacionadas

Así que un buen día entendí lo que verdaderamente significan los errores y ese enorme miedo que tenía al fracaso, a equivocarme y a cometer el peor error de mi vida, esos miedos desvanecieron, cuando comprendí que la única manera de lograr aquello que quería era equivocándome.

Y no necesite inspiración de Michael Jordan, pero sus palabras y sus cifras siempre me recuerdan que todavía tengo muchos errores que hacer, muchos fracasos que cumplir antes de lograr el éxito que tanto busco, porque con cada error que cometo, estoy más cerca de conseguir el acierto más grande de mi vida.

Solo equivocándome puedo conseguir aquello que busco, lo sé, suena bien extraño y bien estúpido que la única forma de hacer las cosas bien, sea haciéndolas mal mucho tiempo, extraño, pero esa es la lógica de esta vida.

Equivocarse para aprender.

Así que cuando hablo de mis errores, de mis fracasos, creo que procuro hacerlo de una forma enriquecedora, recordando todos y cada uno de mis peores errores en la vida, recordándolos no como escarmientos o de forma frustrante, sino como poderosos mensajes que me recuerden poderosas lecciones.

Por ello siempre pienso en los errores, todos, desde mi error más simple hasta el peor error de mi vida, que para cada persona siempre es uno diferente y se refiere a diferentes decisiones en diferentes campos, tal vez la carrera, el trabajo, una decisión importante en la vida, o incluso la pareja, todos tenemos un error que siempre nos persigue, pero siempre hay que recordar que el peor error de la vida, puede cambiarse, porque eso no es estático, desgraciadamente. Por ello solo nos queda aprender.

Los errores siempre nos perseguirán, esos que hacemos diario, esas equivocaciones sin importancia, hablando de esas decisiones que hacemos todos los días.

Y bueno, hoy estoy pensando en mi peor error del día, aunque que se diga el peor error de la vida, pues obvio no, pero descargar 138 correos en la red 3g del cel, no es una decisión muy brillante; correos que por cierto ya había visto desde la computadora y ahora tengo que borrar uno por uno, pues definitivamente no es la mejor idea del mundo.

Pero de esos errores o decisiones tontas uno aprende día a día.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More