El arte de contar ocurrencias: Germán Dehesa, Jairo Calixto Albarrán y “Yo”

0

No es que me este comparando con estos grandes de las letras irreverentes e irónicas, ni mucho menos pretendo demeritar el trabajo de todos aquellos que nos refugiamos en la prosa insolente.
Pero en verdad requiere mucho talento e ingenio contar narrar de forma graciosa y ocurrente las trivialidades más absurdas de la vida diaria, y opinar con un enfoque crítico, analítico pero sobre todo divertido el acontecer político y social del pueblo mexicano.

Y es que muchos me han comparado con el gran maestro Germán Dehesa ó el ocurrente Albarrán, y para mi no es más que un grato honor que mis letras recuerden a estos genios sin igual.
Que al igual que yo, simplemente procuramos con un enfoque sencillo y coloquial contarles a ustedes nuestras anécdotas diarias, ¿Para qué? ó ¿Cuál es el siniestro fin de esto? ninguno, solo el simple afán de entretenerlos, comunicarnos y expresar lo que se nos pasa por la cabeza.

Y es que a estas alturas, cualquiera puede decir estupideces y decirlas por cualquier medio de comunicación. Pero no cualquiera puede decir estupideces inteligentes con un sentido crítico e interesante, y sobre todo que resulte relevante o coherente. Requiere de muchos años de preparación; de ensayo y error para convertirse en experto de la “crónica urbana”.

Decir y expresarse de forma divertida y entretenida es algo que no todos pueden hacer. Para mi es todo un enorme merito y resultado de muchos años de “divagación” el poder decir “Estupideces inteligentes” bueno eso creo yo. Solo ustedes el ojo ejecutor pueden evaluar los resultados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More