El amor apesta

2

Una frase de súper moda que todos los que renegamos del amor repetimos a diestra y siniestra, tanto que pareciera que ya la decimos como escudo protector o tal vez como una mutación que surgió de nuestro fracaso en este terreno, nada más fácil y cómodo que decir “el amor apesta” antes que evaluarnos a nosotros mismos buscando una respuesta más sólida sobre nuestros fracasos en el terreno amoroso; todo es más fácil, bueno es más fácil decir que el amor apesta a pensar o buscar el problema real, de esa forma el problema son los demás y no nosotros.

Creo que los problemas de amor son los más complejos, difíciles de entender y comprender, no es como buscar una solución para bajar de peso o dejar de fumar; eso de tratar de ser felices es más complejo aun, un problema que muchos psicólogos y siquiatras ubicarían en nuestros años de la infancia, parecería extraño pensar que sentimientos de abandono de la niñez o trastornos en la forma en la que nos sociabilizábamos cuando éramos niños nos puedan estar afectando en la vida adulta, cuando se supone que todas nuestras habilidades de raciocino y sociabilización están al máximo; pero a veces de forma inconsciente seguimos con patrones de conducta que nos regresan a esos lejanos años y resulta más fácil pensar que el amor apesta a revisar toda nuestra vida, relaciones y problemas sentimentales.

Notas Relacionadas

En realidad el amor no apesta, y si bien yo y muchos que hemos experimentado todo tipo de relaciones súper disfuncionales en las que tomaron nuestro corazón y lo arrojaron a la basura, no significa que el amor apeste y sea un bodrio, partiendo del hecho que si existen personas que REALMENTE son felices, disfrutan de la compañía de otra persona y pueden llevar por muchos años una relación feliz, entonces si alguien puede hacerlo y porcentualmente existen muchas personas felices no sería un término general o exacto decir que el amor apesta, más bien somos tú, yo y muchas personas las que hacemos elecciones erróneas de las personas con las que hacemos o intentamos formar una relación.

El amor no apesta siendo objetivos, los que apestamos somos nosotros y siempre buscamos a la persona errónea para relacionarnos; en un sentido estricto somos nosotros, pero bien finalmente es más fácil decir el amor apesta, por lo menos tienes una respuesta concreta y corta sobre el problema, cuando en realidad es mucho más complejo y se refiere a que buscas personas que no son compatibles contigo, o tal vez simplemente no les interesas, ¿pero por qué?, por qué nos acercamos a las personas equivocadas cuando ciertamente este mundo lleno de opciones y no hacemos caso a aquellas personas que si nos convienen, como podemos ser tan necios y ciegos para buscar hombres o mujeres que nos harán daño, mientras que ignoramos descaradamente a aquellas que nos harían felices, jajajajajajaja, el amor apesta esa es la única respuesta, ah, no verdad.

En vez de quejarnos tanto sobre nuestra maldición amorosa y decir cosas tan a la ligera como el amor apesta, deberíamos pensar de forma honesta y OBJETIVA que hemos hecho mal en el amor, revisar todas nuestras relaciones sentimentales en una especie de mapa histórico en el que revises o trates de identificar un patrón de tus novios o tus novias, tratando de encontrar algún vicio o defecto persistente, así como los problemas que solían surgir para entonces darte cuenta cual es el problema real, para identificar cual es la razón de por qué el amor afecta o por qué no puedes ser feliz.

Además recuerda que entre más viejo te pongas, las personas solteras con las que te relacionas o pretendes iniciar una relación, también han tenido problemas persistentes para formar una relación estable, tal vez puede ser miedo al compromiso que surgió por relacionarse con personas que no eran para él o ella.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More