Vida y Estilo

El amigo que todos tenemos

Todos tenemos un amigo así, ese que siempre está ahí en las buenas y en las malas, ese que nunca nos falla y siempre nos saca una sonrisa. Ese amigo que es como un hermano, pero sin tener la obligación de serlo. Ese amigo que es un poco loco, un poco raro, pero que nos hace reír como nadie más lo hace. Ese amigo que es único en su especie, que no hay otro igual en todo el mundo.

El amigo que siempre llega tarde

Todos conocemos a ese amigo que nunca llega a tiempo a ninguna cita. Si quedamos a las 8, él llegará a las 9, si quedamos a las 9, él llegará a las 10… Es como si tuviera un imán que lo atrae hacia la tardanza. Pero bueno, al menos siempre llega con una excusa ingeniosa y una sonrisa en la cara, así que no se le puede pedir mucho más.

El amigo que siempre tiene hambre

Este amigo es el que siempre está pensando en comida. Siempre tiene un snack en la mochila, siempre está buscando dónde comer algo rico, siempre tiene un antojo de algo. Es como si tuviera un agujero negro en el estómago que nunca se llena. Pero bueno, al menos siempre sabe dónde encontrar los mejores sitios para comer y nunca nos deja con hambre.

El amigo que nunca dice no a una fiesta

Este amigo es el alma de la fiesta, el que nunca dice no a una noche de locura y diversión. Siempre está dispuesto a salir de fiesta, a bailar hasta el amanecer, a tomar una copa de más. Es como si tuviera un imán que lo atrae hacia la diversión. Pero bueno, al menos siempre nos hace pasar un buen rato y nos hace olvidar los problemas por un rato.

El amigo que siempre tiene una anécdota divertida

Este amigo es el que siempre tiene una historia graciosa que contar, el que siempre nos hace reír con sus ocurrencias y sus locuras. Siempre tiene una anécdota divertida que compartir, siempre tiene un chiste en la punta de la lengua. Es como si tuviera un radar para detectar las situaciones más cómicas. Pero bueno, al menos siempre nos saca una sonrisa y nos hace olvidar los malos momentos.

El amigo que siempre está ahí

Y por último, pero no menos importante, está ese amigo que siempre está ahí cuando lo necesitamos. Ese amigo que nos escucha, que nos apoya, que nos da un abrazo cuando lo necesitamos. Ese amigo que es nuestro pañuelo de lágrimas, nuestro hombro en el que apoyarnos. Ese amigo que es como un ángel guardián, siempre velando por nuestro bienestar. Ese amigo que es un tesoro que debemos cuidar y valorar. ¡Porque amigos así, no se encuentran en cualquier esquina!

author avatar
Yes
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

Yes

Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com