Desventajas del código postal

0

Desde hace mucho tiempo entre mi papá y yo existe una especie de complicidad muy bonita, de esas relaciones padre e hija en donde nos llevamos muy pesado, con insultos, bromas muy fuera de lugar y palabras algo agresivas, sí, mi papá se lleva conmigo muy pesado y normalmente termina cagandose de la risa conmigo durante horas recordando todos mis ridículos sociales desde que tengo cero años, hasta los que hice hace dos horas, si, para él es divertido reírse de mis desventuras, tropiezos y vergüenzas sociales, tanto que termino riéndose de mi código postal, el cual es el mismo por cierto.

Bien, en esto del código postal existe toda una lógica elitista y excluyente que se creó con el 90210, en realidad no se creó con esa serie pero tu código postal indica mucho sobre tu condición socioeconómica que para muchos es un dato muy importante conocer. Pero bueno, no es que a mí me importe mucho que mi código postal este ubicado en la delegación Iztapalapa, una delegación que muchas personas no piensan pisar por ningún motivo, ya saben, por eso de los asaltantes, vagos, lacritas y gente de mala calaña que habita esa delegación que es una de las más grande.

Notas Relacionadas

¡Ya Voy!

Accidentes por la mañana

Mi lugar favorito en el cine

Solicitudes extrañas

Una delegación que colinda con muchas otras, más fresitas algunas como la Coyoacan o la Benito Juarez, sin embargo yo no creo que mi código postal este en contra mía, de mi cultura o mi posición, no, se me hace un dato bobo y superfluo, pero para muchas personas es muy fácil desacreditar a alguien por la zona postal en donde vive, o sea, si alguien te quiere callar porque estas opinando de artes, política, cultura o lo que sea, te dicen “cállate vives en Iztapalapa”, como si vivir ahí me hiciera descerebrada o desacreditará por completo mis ideas o credibilidad, como si me hiciera un cero a la izquierda, como si nunca hubiera cultivado mi mente, leído libros, viajado, disfrutado o incluso estudiado.

Para muchas personas el vivir en ciertas delegaciones te hace invisible o falto de credibilidad, como si la zona en donde vivieras te definiera, grave error, menospreciar a alguien por su código postal, el que uno viva allí no significa que no disfrute de otras cosas, de la cultura, que no leas y que no puedas ofrecer una opinión confiable sobre cualquier tema.

De hecho he conocido a muchas personas que viven en Tecamachalco, San Ángel o las zonas más exclusivas de la ciudad y saben lo mismo que alguien de Iztapalapa o Tepito, bueno, tal vez exagere y estas personas conozcan de moda, coches, viajes y lujo, pero considero yo que esa información no es la que importa, pero también son estereotipos del código postal y lo único que importa para desacreditar tus ideas son tus mismas ideas y solo eso.

Aquello de decir que tu código postal te autoriza o no para hablar de algo, es una mentira, ah pero eso no evita que mi papá se burle de mí y me diga que no evidencie mi código postal cuando estoy haciendo una nacada. Ok, aclaro, hago nacadas porque quiero y no por cuestiones de mi código postal.

Así que cuando quieras quejarte de que la chava más bonita del lugar que no te pela y solo para hacerla sentir mal digas “que se ubique es de Iztapalapa” recuerda que eso no tiene nada que ver con el carácter de la persona, esa es solo una coincidencia.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More