Cuando no te quieres parar y pides 5 minutos más

0

Desde que tengo memoria, es lo que más le pedía, primero a mi mama y luego a la vida, 5 minutos más por amor de Dios, déjenme dormir solo 5 minutitos más.

Bien, seguro parece una cosa pendejisima hablar de esos 5 minutitos por los cuales rogamos en la mañana, pero si lo piensas bien, esos 5 minutos extras a todos nos han metido en apuros, así como para nunca más darnos el lujo de dormir ese ratito más.

Notas Relacionadas

Y es que no solo se trata de pedir 5 minutos más para dormir, bueno fuera eso, el problema con los famosos 5 minutitos, es que cuando te das cuenta fueron dos horas y ya la cago, la cago y recago todo el día, retrasándolo todo y metiéndote en apuros en el trabajo, así como para que ahora si te despidan por llegar tarde, de esas veces que por culpa de los pinches 5 minutitos has tenido tantos penalizaciones monetarias en la chamba, que ya mejor te quedas en tu casa porque le quedas debiendo al jefe con los descuentos que hace, porque lo que en un principio era dormir solo 5 minutos más, eso se convierte en un retraso monumental.

Supongo que esa es la razón por la cual mi mama, cuando era pequeña, nunca me dejó dormir esos 5 minutos extras, porque ya sabía muy en el fondo cuál era mi maquiavélico plan.
Y creo que todos en el fondo lo sabemos, aunque después hagamos cara de sorpresa y fingíamos que no sabíamos que eso iba a pasar, cuando muy en el fondo lo sabías, y tu intención no era dormir 5 minutos más, sino dos horas extra, de mínimo.

Esa es la razón por la cual no nos paramos a correr, a hacer ejercicio o cualquier otra locura que se haga temprano por la mañana, porque todos sabemos que lo que se hace por la mañana es dormir y más con el jet lag social y las desveladas que nos ponemos por culpa de Twitter o Facebook.

Tal vez suene muy insistente en eso de que ya sabemos, que no son 5 minutos más para dormir, sino mucho más y es que de forma consciente o inconciente, cuando apagamos o postergamos la alarma, ya sabemos que queremos dormir mucho más; de hecho, cuando mi mamá o mi papá sabían que tenía toda la intención de pararme temprano, cuando se dan cuenta que me estoy dando “5 minutos más”, van a despertarme y obvio, yo me pongo violenta para que me dejen dormir más.

Porque ya sabemos que es lo que nos espera cuando apagamos la alarma alegando 5 minutos más y son por lo menos, un par de horas más de sueño reparador.

El problema es que cada que me paro tarde por culpa de esos 5 minutitos, termino arrepintiéndome mucho. Mientras voy retrasada o dejo de hacer cosas que debí hacer, pero en lugar de eso preferí dormir, después de esos 5 minutos que fueron 2 horas, siempre y cada mañana, me doy una gran arrepentida y siempre que voy tarde me digo “nunca más lo vuelvo a hacer”, lo gracioso es que lo digo muy en serio, pero al día siguiente ni cómo NO hacerlo.

Es más, cuando pongo la alarma a cierta hora todos, literalmente todos, incluida la alarma figuradamente, obvio, terminan riéndose de mí.

Como algo así:

Yo poniendo la alarma para hacer ejercicio temprano
Alarma se ríe de mí

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More