Cuando el que te liga se desaparece un mes y reaparece como si nada

Ahora, hay que aclarar y esta condición de gente desaparecida durante el ligue, no es algo que únicamente suceda entre los hombres, y también hay mujeres que, ligando, o en plena sesión de cortejo, desaparecen sin dar señales de vida.

Qué bueno, cualquiera está en su derecho de hacer el acto mágico de la desaparición, digo, a estas alturas de la vida, el que alguien se te desaparezca no va a ser el final de los tiempos, duele, oh si, muchísimo y el dolor es directamente proporcional al gusto y atracción física que tenías por esa persona; pero, finalmente lo entiendes, a la semana lo procesas y captas la sutil indirecta de la desaparición como un rechazo, uno que duele, pero no es letal, y aprendes a vivir con él.

Duelo, insisto, sí, duele, pero nada que no se pueda superar con el tiempo.

Cómo lo decía hace rato, no es el final de los tiempos que una persona se te desaparezca, NO LO ES.

Además, en ese tiempo que te regalo la persona con su caprichosa ausencia, tuviste el tiempo necesario para meditar tu atracción, para entender que la vida está llena de personas que vienen y se van, y que esta persona que estaba y dejo de estar, no será la primera, ni la última en hacer el viejo truco de la desaparición.

Es más, ese tiempo te hace entender que mejores personas, mejores prospectos, se han desaparecido de tu vida, así que, que vas a andar sufriendo por alguien randmon que un día te estaba ligando, y el mes entero siguiente se desaparece, o sea, neta, me han mandado a la versh mejores personas.

Pero bien, sucede, y esto es true story, de hecho, es una forma de ligue bastante normal, en el cual, te mandan a la banca, o la zona fantasma, porque encontraron un mejor prospecto que tú.

Ahora, tal vez, puede ser, tal vez, se desapareció ese mes porque lo secuestraron los aliens, tuvo mucho trabajo, su celular quedo pasmado un mes, puede ser, pero a decir verdad, la razón más simple es la más lógica y esa persona se desapareció porque no te quería hablar, tan simple como eso.

Lo que resulta interesante es que me dirás, pero, ¿me estaba ligando?, bien, que puedo decirte, en estas fechas en las cuales las personas se llevan el celular hasta para cagar, nos dice mucho, sobre la ausencia de las personas y que solo extrañan, los que quieren extrañar.

Aunque, sí, resulta curioso cuando el wey que te estaba ligando con muchas ganas y esfuerzo, desaparece, y un mes regresa a la faz de la tierra.

Puedes pensar que regreso de la extinción, cuando la neta, o lo más lógico es que, simplemente no quiso contactarte.

¿Qué paso?, tal vez dijiste o hiciste algo que lo desanimo, o tal vez no hayas hecho nada malo, y simplemente encontró una persona en la cual depositar toda la atención que te estaba dando, y un buen día, de buenas a primeras, con el tiempo se dio cuenta de que le gusta pasar tiempo contigo.

Ahora, el balón está en tu cancha y depende de ti si reclamas u olvidas.

Aunque creo que, si el animal extinto este, quiere comenzar el ligue, si deberías preguntar por su ausencia, pero si son comentarios randoms en los que te habla un día, 3 minutos, con 10 líneas por un chat, ni te agobies, así como apareció, se te desaparece otra semana. Ni te preocupes.

Lo mejor es regresar a estas personas al lugar que escogieron, la extinción y seguir adelante.

Salir de la versión móvil