Cuando te causa estrés el chat de Facebook

2

Alguna vez te has visto bajo tanto estrés, que te sudan las manos, se te acelera el corazón y te pones de muy mal humor frente a la computadora, viendo una imagen, viendo un avatar, viendo alguien conectado, en línea, y eso te genera estrés. Bien, felicidades, bienvenido al mundo y la era digital, un mundo maravilloso en el que todos estamos muy conectados y además de eso, vivimos muy estresados viendo actualizaciones, comentarios, fotos y por supuesto a personas que no nos hablan o no nos quieren hablar, eso es un dilema diferente, sin embargo, creo que eso es muy irónico, estamos demasiado conectados, pero al mismo tiempo muy desconectados ignoramos a todos.

Eso genera mucho estrés, querer hablar con alguien y no atreverse a hacerlo, ya sea por miedo de que no te contesten, por dignidad y evitas que te dejen en visto, o porque no te atreves, entonces nos quedamos inmóviles y pensativos viendo una pantalla, viendo el chat de Facebook, pensado ¿lo hago o no lo hago?

Notas Relacionadas

Vivimos en la era de Facebook y una de sus características es el gran estrés que enfrentamos mirando el monitor, mirando el chat, mientras pensamos en esas conversaciones que no tenemos y sufrimos pensando por lo que no tenemos y sufrimos más por las conversaciones que tenemos, que no nos llenan y nos hacen pensar en las geniales conversaciones que podríamos tener con alguien más.

O tal vez eso pasa, cuando estamos muy clavados con alguien, y este estrés sufriendo porque no nos habla alguien en particular, es por otras cuestiones, por preferencias personales y no por falta de buenas conversaciones.

Que por cierto quejarnos de las conversaciones de nuestros amigos con los que platicamos regularmente por el chat de Facebook, es bastante feo, y el decir que no es suficiente lo que ellos nos dan, que sufrimos por sus conversaciones y anhelamos otras platicas, mmmm, eso suena muy mal, así como para que todos nuestros amigos recurrentes, nos manden a la goma.
Pero eso sucede, las conversaciones cotidianas que tenemos día con día con esas personas se hacen o se tornan aburridas, cotidianas y monótonas y empezamos a desear tener conversaciones más interesantes.

Bueno, si no más interesantes, ni profundas, deseamos hablar con una persona en especial, la persona que se convierte en el objeto de nuestro afecto, esa persona que nos genera estrés, nos hace preguntarnos ¿con quién habla?, ¿Por qué no habla conmigo?

En fin, la lista de incógnitas que agobian nuestra mente es larga, eso genera mucho estrés, pensando el por qué y las razones por las cuales una persona no habla con nosotros.
Aunque diría un viejo proverbio “si la montaña no va…”

Así que cual es la razón de estresarnos y sufrir viendo un chat, viendo a una persona en línea que no te quiere hablar; acaso lo más lógico no sería decir “hola” y ver qué pasa, y pasar del estrés de ver un chat, al estrés de que no te contesten o si te contesten.

Aunque bueno, tengo un remedio infalible para que no te estreses viendo quien está en línea, quien no y quien no tiene ganas de hablarte ni de chiste y es, MINIMIZA EL CHAT, punto, eso deja de causar estrés.

Así causa estrés.

Así no hay estrés.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More