Cuando nos graduaremos de hacer tonterías

0

Alguna vez te has hecho esa pregunta, el cuando dejaras de hacer pendejadas, cuando por fin tu vida tomará rumbo y te dejaras de equivocar, cuando será el momento en que madurarás y dejaras las tonterías que siempre haces para hacer algo magnífico y significativo con tu vida.
De forma resumida cuando te graduarás de las pendejadas.

Cuando nos graduaremos de hacer tonterías

Notas Relacionadas

Viviendo como un autómata

Gente pretenciosa

Muletillas de seguridad

Bueno, por lo menos yo me lo pregunto muchísimo, cuando por fin me graduare de la pendejada, de equivocarme día tras día, de sentirme torpe, de sentir que estoy en una curva de errores, en una vorágine de equivocaciones que me come, que me consume y que me tortura, me pregunto, cuándo terminará eso y seré una persona libre de equivocaciones, libre de culpas, remordimientos y crudas morales, y lo mejor, cuando terminará esa necesidad de disculparme con las personas que aprecio, por mi enorme lista de tonterías que nunca termina.

Por favor que alguien me diga cuando me voy a graduar, ¿a caso la respuesta es nunca?, y tendré que vivir siempre con mi mantra “no la cagues hoy, por favor no la cagues hoy”, acaso así viviré eternamente, repitiendo o decretando cosas de ese tipo, o prohibiendome abrir la boca.

Acaso nunca dejare las pendejadas en el pasado, y la única manera para no equivocarme, para no cometer los mismos errores una y otra vez sea simplemente terminar con esto de una buena vez, ah y por terminar me refiero a de una buena vez por todas completar mi aislamiento voluntario y ser una completa y total ermitaña, no hablarle a nadie nunca más
Que estoy convencida, en este punto de la vida, que no dejaré de cagarla y la solución es cortar todo contacto, lazo, comunicación o relación con las personas de lo general a lo particular, de esa manera no habrá chance alguno de seguir cometiendo errores y seguir equivocándome.

Porque ya me quiero graduar de las pendejadas, ya no quiero seguir equivocándome, pero parece ser que el componente esencial de las relaciones es equivocarse siempre, y todo lo que involucre amor, amistad y relaciones es una serie de cagadas, equivocaciones y errores continuos e interminables.

Tal vez eso sea la vida y vivir, sea la suma continúa de ese montón de errores interminables, tal vez graduarte de las equivocaciones o graduarte, pues, en la vida no signifique no equivocarte, ni siquiera equivocarte menos, tal vez graduarte significa comprender que graduarte de hacer pendejadas es pasar de errores simples a errores más complejos.

Creo que no me estoy explicando nada, pero se supone que la graduación es algo que llega, cuando por fin te has especializado en algo, en este caso los errores, así que pasas de un pendejo pendejeandola a un master de la pendejada.
Tal vez la respuesta a la pregunta cuando nos graduaremos de hacer tonterías, probablemente es algo que ya pasó, por eso estamos cometiendo nuevos y más grandes errores, porque esos son parte inherente de la vida y siempre sucederán y seguiremos cometiendo esos mismos errores, pero ahora más grandes y más complejos. Antes llorábamos porque perdíamos nuestra muñeca, ahora lloramos porque perdemos nuestras relaciones, a un amigo, podría ser.

Aunque la verdad, debo confesar, que me gustaría graduarme, en un sentido de nunca más volver a hacer la misma tontería de forma cíclica.

Como en la canción “Graduate” de The Handsome Ghost, una canción que habla sobre los errores, los mismos errores que hacemos una y otra vez y plantea la pregunta, cuando te vas a graduar, cuando vas a dejar de hacer eso.

Supongo que esa es una respuesta muy compleja, y por más simple que parezca el no equivocarse, algo tan simple como “no te equivoques”, no es nada fácil y la cosa para ya no equivocarse nunca es nunca más te relaciones con otro ser humano, nunca más tengas amigos, nunca más te vuelvas a enamorar, porque de lo contrario siempre repetirás los mismos errores, una y otra vez, montando las olas que siempre terminan rompiéndose, manejando en círculos hacia esos errores, solo puedes rendirte a los errores o simplemente rendirte.

No lo sé, tal vez nunca deje de equivocarme, tal vez tú nunca dejes de equivocarte, tal vez nunca nos graduaremos de las pendejadas o tal vez ya obtuvimos la maestría, el doctorado y el diplomado en esa área.,

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More