Cuando nos da miedo conocer una respuesta

0

Supongo que hay cosas que nos da miedo saber, tanto, que hacemos literalmente lo posible, para nunca enterarnos del resultado final de esa situación de vida o muerte, ya sabes, algo así como cuando estas en la víspera de los resultados del examen final del curso, y es que es mejor estar con la duda o la incertidumbre de saber si pasaste o no, a tener una respuesta definitiva a esa pregunta, como la teoría schrodinger que explica un personaje de The Big Bang Theory, Sheldon:

Lo que quiere decir el experimento del gato de Schrodinger, es que algo puede ser algo tanto bueno, como malo y esa sensación nos da cierto confort y solo abriendo la caja, podemos saber de forma definitiva, si es algo bueno o malo.

Supongo que ese experimento demostró que somos cobardes y preferimos estar en la bella zona de confort que es la ignorancia, porque es mejor no saber, a conocer de forma irremediable una mala noticia.

Por eso las pruebas (embarazo, exámenes, enfermedades sexuales y demás) preferimos no saber la respuesta y nos gusta quedar en la bella zona gris del limbo, porque preferimos dudar y oscilar entre lo bueno o lo malo, antes que estar frente a una mala noticia o un potencial problema.

Porque nos da miedo conocer una respuesta, mmmm, más que miedo es pavor, y preferimos la duda, antes que la certeza, preferimos no saber a saber que es un no.

Por ejemplo, cuando alguien te gusta mucho, en vez de preguntar si es mutuo o podría funcionar, el miedo al rechazo, el miedo al no, nos hacen nunca preguntar y nunca arriesgarnos.

Y a esto debo decir que yo siempre fue muy valiente, y nunca me dio miedo una respuesta, noooo, para mí era como arrancar un curita de golpe, o meterme a una alberca con agua fría, eso se hace de golpe y sin pensar en las consecuencias, pero el otro día, descubrí que tenía mucho miedo, un gran pavor a una respuesta que prácticamente conocía, y en domingo, uno no quiere dudas o complicaciones y mejor te haces pendejo, y evitas la conversación, evitas indagar información y evitas conocer esa respuesta que tanto miedo te da.

Porque antes de saber de forma concreta si algo es bueno o malo, en ese momento, esa situación es ambos, tanto bueno, como malo, y el saber que puede ser bueno, te da esperanza, mientras que abrir la caja, podrá extinguir esa posibilidad para siempre.

Esa es la razón por la cual nos negamos tan ferozmente a conocer una simple respuesta de sí o no y antes nunca me había dado tanto miedo y pavor, como lo hizo ese día. Me daba miedo saber si era bueno, me daba miedo saber si era algo malo, y simplemente decidí quedarme en la penumbra, un lugar oscuro, pero ciertamente muy cómodo.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More