Cuando comienzas a hacer ejercicio

4

…te duele todito

Esto del dolor muscular por producción de ácido láctico no me debería pasar a mí, noooooooooo, yo soy una pro del ejercicio, asidua visitante del gimnasio de lunes a viernes durante dos horas diarias todos los jodidos días de la vida, ya saben por aquello de la salud y por supuesto la vanidad; uno se hace adicto visitante a estos lugares, oh, lo juro el gym y sus efectos sobre el cuerpo hacen que una persona rápidamente se haga adicta al espejo y nunca puedes dejar de visitar este lugar, entonces eso del dolor por hacer ejercicio para mí y muchos otros residentes de estos lugares ya no pasa.

Pero no falta que un buen día te hagas viejo te enfermes de la gripa, te lastimes la espalda o por fin te tomes unas vacaciones y te ausentes del gym 2 semanas, porque oh señor, cuando regresas pareces el más novato de los novatos, sin aire, cansadísimo, arrastrándote por todo el gym, mientras claro, los visitantes regulares y pro´s que cargan como si nada 25 libras con un dedo te dan la mirada de “pobre babosa”, aquella mirada que yo le he echado sin el menor remordimiento a muchos novatos,  resulta que este año me he ausentado tanto que cuando regreso al gym parezco alma en pena intentando retomar el ritmo y seguirle el paso a todos, neta, se los juro, hay señoras por ahí de los 50 con más energías que yo, eso pasa por faltar 15 días, el cuerpo pierde rápidamente condición, no pierde músculos o definición, es más ni siquiera se altera el metabolismo, pero vaya que pierdes resistencia y por supuesto cuando se te ocurre regresar y dártelas de chicho cargando todo el peso que solías cargar, resulta que la vida te tiene una pequeña y hermosa sorpresa que vas a disfrutar la mañana siguiente.

Cómo cuando te vas de peda en viernes e inmediatamente pierdes conciencia mental de lo que paso, al día siguiente te duele la cabeza, buscas desesperadamente llaves, cartera y celular pero lo que más miedo te da es entrar a Facebook y ver todos los tags que tienes o los posibles mensajes enviados, eso mismo pasa cuando tienes una noche ruda en el gym, obvio, por favor, no te preocupas por las tags, bueno, sí, si algún amigo se hizo el chistoso y te tomo fotos mientras hacías el ridículo, pues claro que también tienes que preocuparte, pero eso es lo de menos porque estas a punto de enfrentarte a un terrible e insoportable dolor, uno que nunca antes has sentido.

Cuando comienzas a hacer ejercicio
Todo te duele, es más que te vean te duele, pobres de tus músculos ya que subir escaleras, sentarte, tomar cosas o lo que sea provoca un terrible dolor como para que les grites a todos los que están cerca de ti: “ni me veas, ni te me acerques” debido a que padeces de un estúpido dolor muscular que no permite ni que te muevas.

Ah pero pareciera que dices “tóquenme”, que a todos, literalmente todos se les hace gracioso picar tus músculos con cualquier cosa, incluso plumas para verte como te retuerces en tu miseria, dolor y por supuesto ácido láctico.

La moraleja es o no ir nunca al gym o nunca dejar de ir, aunque hay que aceptar que las mejores musculares se dan cuando haces este impacto.

También te recomiendo leer en mi blog

TEMPERATURA DEL DEPORTISTA
USAR EL CANSANCIO COMO ENERGÍA
EMPEZAR EN EL GYM: 5 COSAS PARA TENER EN CUENTA
LA REGLA DE ORO DE TODO DEPORTISTA: ESCUCHA A TU CUERPO
CUANDO COMIENZAS A HACER EJERCICIO…
RECOMENDACIONES PARA EMPEZAR A HACER EJERCICIO

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More