Cuando comes algo y estas rezando para que no te haga daño

0

Dicen por ahí, obvio, las malas lenguas, que cuando te comes algo con asquito, la ley de la vida, el karma y todas esas leyes ridículas de la vida te van a pasar factura. Ya sabes, si te comes algo pensando que te vas a enfermar, es casi seguro, que terminarás en emergencias sufriendo la venganza de Moctezuma.

Ahora estarás pensando que la venganza de Moctezuma solo es algo que les pasa a los turistas, por aquello de que no están acostumbrados a los gérmenes, bichos y bacterias que viven en la comida callejera; pero obviamente tú y tu sistema inmunológico ya están acostumbrado a la comida callejera y todas esas cosas que la condimentan y no ves.

Pero aún los chilangos más extremos, aquellos que todo el tiempo se la pasan comiendo en la calle garnachas, dulces y todos esos manjares que venden los del comercio ambulante, incluso esas personas llega un momento en la vida cuando comes algo y estas rezando para que no te haga daño.

Ahora, repito, dicen por ahí que cuando comes con asquito o con esa mentalidad, ya firmaste sentencia y la ley de atracción hará que todos los gérmenes del mundo ataquen tu estomago para que te de una terrible diarrea, una horrorosa infección estomacal y de paso muchas solitarias y otros parásitos se anidaran en tu estómago.

Y porque seguimos comiendo en la calle, porque la comida es tan rica, que sin importar que adquieras la diarrea del viajero, sin ser viajero y solo por comer en el puesto de la esquina; ese sabor de las garnachas harán que caigas en la tentación que literalmente podría matarte.

Yo creo que ese es el motivo por el cual seguimos comiendo en el puesto de la Doña de la esquina, sin importar que nos quite el glamour eso de comer quesadillas sentados en la esquina, el sabor que tiene la comida mexicana, nos arrastra a esos banquitos a comer comida de la que no sabemos nada sobre sus estándares de higiene y calidad.

Creo que lo que debemos hacer para cuando comemos en la calle, es nunca pensar que nos enfermaremos, porque justo cuando comes algo y estas rezando para que no te haga daño; es en ese momento cuando te enfermas.

Esto no solo pasa cuando comemos en la calle, noooooo, de hecho, el fin de semana que no había nadie en la casa, que no había nada que comer y tenía una flojera espantosa para salir a comer comida callejera, me encontré en el refri una torta callejera de taco al pasto, ya algo vieja. La verdad no quise recordar cuando la compre, ya sabes, porque me la iba a comer y pensar en el tiempo cuando la compre, sacar cuentas de cuánto tiempo tenía en el refrigerador y pensar que eso era una mala idea, que comer eso, un mes después de haberme operado del apéndice, no era una buena idea, ya sabes, por aquello de enfermarme nuevamente de una infección estomacal.

Así que con cada mordida estaba pensando, por favor, por favor, por favor, que no me haga daño; pero obvio, seguía comiendo.Homer-Sandwich1

homero

 

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More