Cuando tu agenda te dice que hacer y que no

0

Nunca en la vida había tenido la sensación que experimento ahora de que no tengo tiempo, para absolutamente nada, sin importar lo que haga, cuán temprano me despierte y cuan tarde me duerma, nunca tengo tiempo para hacer las cosas que tengo que hacer y se van sumando y acumulando día tras día, generandome presión y stress con un montón de tareas que invariablemente tengo que hacer, y esa sensación es muy rara, porque además de que tengo muchas cosas que hacer, no tengo tiempo para las cosas que creo que realmente importan.

Ya sabes, como pasar tiempo de calidad con los seres queridos, eso y que principalmente porque soy una persona del tipo ociosa, ya sabes, esas personas que valoran y aprecian mucho sus tiempos libres para leer un libro, ver una película, entretenerse con una serie, o no hacer nada, y ahora resulta que tengo que estar corriendo viendo el reloj y asignando tiempos a todas las cosas que hago y eso no es bonito.

Bien, seguramente a ti te ha pasado y en mayor o menor medida, todos en algún punto de la vida dependemos del reloj y la agenda; esas agendas sin escrúpulos y sentimientos que quieren medir y cuantificar todo lo que hacemos, asignándoles tiempos a las cosas de forma rigurosa en la que todo se maneja por un control del tiempo, e incluso ir al baño, debe estar cronometrado en tu esquema de tiempos, para que lo puedas hacer.

Cuando tu agenda te dice que hacer y que no

Te imaginas, tener que programar algo tan básico como ir al baño, o hacerte tiempo para una buena charla. Creo que eso es el camino directo al infierno, mmmmm, bueno, tal vez exagere, pero permitir que tu vida se mida en función del tiempo, me parece algo que asusta y mucho.

De hecho, actualmente es tan ridículo como dependo de mi agenda, que si no está escrito en mi agenda, definitivamente es algo que no va a pasar, y no solo tengo una agenda, tengo dos, que están actualizadas minuto a minuto, con la misma información, para que yo siempre tenga acceso a mis tiempos, citas, programas y todo lo que tengo que hacer programado con anticipación a veces de hasta un mes.

Eso es ridículo, que alguien me explique, como puede tener su agenda programada, saturada con tanto tiempo de anticipación, ¿cómo?, en serio, ¿cómo?

Y lo peor, es que de verdad, todas mis actividades deben estar agendadas y no es porque las olvide, es porque si no las tengo con un riguroso control de tiempos, en el que cada persona y tarea tiene un tiempo asignado, entonces es algo que no puedo hacer, algo que no pasa, y hasta mis papás están molestos de que para ir con ellos de compras al súper o a comer un helado, debe ser algo que programó para un día que tenga 20 minutos libres para hacer.

Eso es ridículo, aunque bueno, también debo confesar, que a veces, mi agenda no es tan desgraciada como la quiero hacer ver y más bien yo, tengo que elegir cómo acomodar esa agenda, ya sabes, hasta que no tenga asistente, no puedo culpar a nadie más, más que a mi, de mover fechas en función de cosas que creo que tienen más prioridad.

Por ejemplo si tengo un compromiso con un amigo, y surge algo de trabajo para ese mismo momento, pues obvio, voy a aplazar al amigo para dentro de 15 días, pero ¿qué tan sano es hacer eso?, ¿qué tan buena idea es desplazar a tus amistades a momentos muertos porque tienes algo de trabajo?, alguien que me diga por favor.

Pero en un sentido estricto, cuando piensas en la balanza y estan enfrentandose logros profesionales versus un amigo o un ser querido, normalmente escoges el trabajo; pero a la larga, que nos da el trabajo y que es lo que perdemos con nuestras amistades y esas relaciones.

Ahora, obviamente siento feo cuando mi agenda es verduga y dice que se hace y que no, tal vez la solución sea programar mejor mis tiempos y hacer que cada minuto cuente y por ejemplo, si tengo una reunión, una cobertura, un lanzamiento y un estreno, tal vez debería asignar mejor mis tiempos, ya sabes, 5 minutos para platicar con un amigo, mmmmm, tal vez eso debería hacer, designar al día 5 minutos para fomentar mis relaciones y de esa manera no sentir que únicamente trabajo sinfín.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More