Crisis nerviosa abortada

Y no fue gracias a ti “Relax vich”, fueron técnicas zen de respiración, mucho yoga, control de la ira y el estrés las que evitaron que sufriera de una crisis de ansiedad provocada por el trabajo, mmmmmm, naaaaaaaaaaa, en realidad lloré como bebita en posición fetal hasta que se me paso la crisis.

Estas últimas semanas he estado sometida a mucho estrés, mucho más del que estoy acostumbrada, supongo que había sido afortunada en eso y mi trabajo era bastante relajado, divertido y simple, SIN ESTRÉS, SIN PREOCUPACIONES, SIN COMPLICACIONES y las cosas fluían como si fuera parte del movimiento hippie y new age. Pero como parte de las leyes de Murphy, el karma, las ironías de la vida o alguien en el destino pensó “carajo, Yes necesita más emoción”; entonces tómala; las cuentas por pagar, los proyectos nuevos, trabajo rezagado, estadísticas, todo eso se sumó contra mí, a y para colmo descompuse la impresora de inyección por no usarla.

Si bien siempre que tengo un problema o una dificultad, siempre me mantengo fría, cool, pensativa y analítica para buscar la mejor solución posible, eso no significa que no me afecte. Por más que me vea con temple de acero todo ese estrés y presiones se van directo a mi panza, supongo que como es algo grande se disimula y nadie se da cuenta.
Lo malo es que muchos meses de presión, de preocupaciones invisibles un buen día buscan una forma de manifestarse y de la manera más extraña que te puedas imaginar, para algunos simplemente es una crisis de ansiedad que el cuerpo ya no pudo controlar, pero para mí se me hace que es una infección estomacal, nomás eso, ya saben que siempre ando comiendo porquerías.

Así fue como el día miércoles sufrí de un acontecimiento muy extraño, que termino en la consulta nocturna de uno de los médicos de Don Simi, se los juro, no es que yo vaya de cabecera con ellos, porque tengo mis dudas en la capacidad que tienen, digo si se trata de una gripa o algo menor pues vas ahí para que te receten algún antigripal pero ir con ellos es algo así:

Yesica: Doctor, me siento muy mal.
Doctor Simi: Así, ¿qué siente?
Yesica: Mucho dolor.
Doctor: A qué mal.

Yesica: ¿Eso es todo?
Doctor: No sé dígame usted.
Yesica: (llorando) me duele el estómago.
Doctor: usted tiene una crisis nerviosa tome valeriana y complejo B

Pues bueno, finalmente lo dice un doctor, tal vez tenga razón, y bueno he estado sometida a mucho estrés, puede ser que por fin haya reventado la burbuja y todas esas presiones laborales se hayan convertido en algo real. Así que pues bueno, a comprar la medicina que me receto la Doctora, lo único extraño es que mis pastillas de valeriana tienen un nombre que me hizo desconfiar de ellas “Relax Vich”, primero me fui por lo obvio y ese juego de palabras en español que hacen referencia a otra cosa “relax bitch” me hizo enojar más y pensé a mí nadie me dice “relájate perra” NADIE. Y en vez de calmarme me enoje más y termine aventando mis pastillitas, jajajajajajajaja, no, en realidad solo me dio risa, me calme y fui a ver a un Doctor real, que se preocupará por mis síntomas y que los uniera como un rompecabezas para decirme un resultado más convincente:

Colitis nerviosa o Colitis bacteriana, ya saben, por eso de que me la paso comiendo en la calle.

Realmente no descarto ni la una ni la otra, pero lo que me sucedió el miércoles fue muy extraño y cuando yo iba en el metro a un evento por la noche en la Condesa, justo cuando iba a bajar del metro sentía unas ganas enormes de vomitar, retortijones en el estómago muy fuertes, una presión increíblemente fuerte en la cabeza y los cachetes que hacían que poco a poco perdiera la conciencia y noción de donde estaba; pocas veces me había sentido así como si escuchará a todos lejos, con los ojos abiertos pero sin ver nada y sentir como poco a poco me quedaba sin fuerzas. Experimentar eso cuando bajas del metro, en un mar de gente que camina aventándote y con un temor latente a caer a las vías porque no ves o sabes dónde estás, les juro detona una crisis nerviosa, mientras estas caminando en la calle, completamente sola o solo sintiéndote mal.

Que haces, obvio llorar, así que a cualquier se le hace justo y buena idea decirte neurótico en medio de una crisis de ansiedad, pero soy algo fría y mientras iba caminando por la roma sentándome en cada esquina porque se me iba el aliento, me daban ganas de vomitar, sentadita era el único lugar donde me sentía bien y no me sentí mejor gracias a Relax Vich.

Yeshttps://elblogdeyes.com
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

More from author

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Related posts

Advertisment

Latest posts

Las mejores frases de cumpleaños para un amor

Se acerca el cumpleaños de tu amorcito y ya tienes planeado todo, desde las actividades que realizarán, el menú para celebrar, así...

Surf en Todos Santos

Además de ser un destino que evoca tranquilidad, La Paz ofrece aventuras acuáticas llenas de adrenalina y diversión; entre ellas, surfear en...

Las elecciones en los Estados Unidos y las casas de apuestas

Las casas de apuestas de todo el mundo aprovechan cada ocasión que se pueda presentar para sacar beneficio. Las elecciones presidenciales en...
Apuestas Colombia