Cosas que odio en esta vida

0

Tal vez sea cosa de la edad, pero hay muchas cosas de la vida que odio, que no soporto y me ponen muy mal; aunque bueno, ahora que lo pienso, tal vez la edad no tenga nada que ver con la larga lista de cosas que no soporto y más bien es algo que tiene que ver con mi personalidad y carácter.

Yo sé, algunos de mis amigos dicen que soy medio “picky” y por medio es un eufemismo de “mucho” y “picky” otra palabra bonita para decir que soy exigente, pasional, quisquillosa, en fin, todo lo que tenga que ver o sea sinónimo.

Notas Relacionadas

Desconectándose del trabajo

Rebelde sin causa

Probablemente tengan razón, o tal vez no y todo esto tenga que ver con percepciones y mientras que para los demás es muy quisquilloso algo, para mi es algo básico que se relaciona con el respeto, las relaciones y saber bien que es lo que quieres de la vida.
Aunque probablemente eso sea algo que dice alguien bien picky, mientras justifica su mal genio.

Puede ser, la verdad es que a estas alturas de la vida no lo descarto, y es que conmigo no hay nunca medias tintas, se tiene todo o no se tiene nada, y normalmente soy muy pasional, soy muy explosiva, soy muy neta y soy muy abierta, como debe serlo una buena escritora.

Ese es otro tema, ¿yo de que estaba hablando?, ah, ya me acorde, estaba hablando de la enorme lista de cosas que odio en esta vida, y la aparente relación que existe con mi carácter, que realmente no le veo la conexión, si me lo preguntan.

Pero ¿Cuál es esa lista de cosas que tanto odio o me molestan demasiado como para hablar de ellas?, bien, gracias por preguntar, la verdad es que me moría de ganas por decirlo y no hay nada que odie tanto como los pinches licuados verdes, ¿Quién carajos en esta vida puede tomarse esas cosas?

Son desagradables, tienen un sabor extraño, la textura es mala, la consistencia te da ganas de vomitar, y ese combo de pasto, nopales, apio y cualquier otra cosa verde que le pudieras echar hacen que definitivamente no te lo quieras tomar.

De verdad, mi aberración por los licuados verdes es muy alta, es que saben fatal, me pregunto cómo alguien puede insistir tanto, tomando tantos licuados al grado de que terminan gustándole, eso no es natural, por más que los ingredientes si lo sean.

Y no es que critique a quien los tome, sino que me sorprende cómo puede hacerlo, cuando para mi es la cosa más difícil de este mundo.

Bueno, tal vez exagero, pero si ya saben que soy bien pinche picky y bien pinches exagerada, para que se juntan conmigo si ya saben cómo soy.

Que, por cierto, esto de odiar los licuados verdes si esta en mi top 10, pero también hay verdaderas cosas molestas que odio, como la impunidad, y cosas de ese tipo, o sea, no soy tan desconsiderada con el mundo como para solo centrarme en las cosas que no me gustan y considerarlas aberraciones, o sea no, también hay otras cosas más relevantes que me molestan.

Aunque también hay muchas cosas intrascendentales que me molestan mucho, en las cosas que odio de esta vida, por ejemplo, hacer match con los calcetines, y es que últimamente aplico la filosofía de:

“la vida es muy corta como para traer calcetines iguales”

La verdad es que si no aparecen pares, termino usando calcetines que no son par, ¿eso es ridículo?, probablemente, pero no me importa, la vida es muy corta como para preocuparse por esas pequeñeces y la vida es muy corta para sufrirla por tonterías, pero eso no le quita que cuando algo no me guste, no lo diga alto, fuerte y muy claro; porque si bien sé que la vida es muy corta como para sufrirla, también soy consciente que hay que saber muy bien que es lo que se quiere de la vida y decirlo, porque nadie en esta vida lee mentes y si no lo dices, nunca nadie lo sabra.

Sí soy picky por decir lo que pienso y lo que siento, pues entonces seré la reina de las pickys.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More