Conflictos emocionales

0

Últimamente he estado y muy de cerca frente a un comportamiento extraño, uno que no sabría definir; no sé, si sea histeria, aburrimiento, problemas o estrés pero últimamente sólo puedo percibir algo y muy fuerte cuando estoy con quien sea y es: infelicidad.
Una que es ocasionada tal vez por exceso de realidad o la falta de realización de un sueño; pero ahora veo a todos desde otro enfoque, uno extraño en el que casi todos están pidiendo a gritos una solución, una salvación. No sé, sí sea del hastío, del aburrimiento, la soledad o la falta de algo, pero todos se consumen lentamente en la angustia, una que lentamente acaba con sus sonrisas, sus sueños y sus suspiros y ver eso, ver como poco a poco todos permiten que su luz se apague, no me hace triste, no, desgraciadamente creo que vivir en la negación me protege de sofocarme en este problema colectivo y además últimamente calmó mis penas no con alcohol sino con glotonería crónica, pero cuando veo como esas voces van apagándose sólo quiero protestar, quiero gritar, gritarles a esas personas que no se rindan, que no se dejen, porque yo no puedo luchar sola, los necesito a ellos.

Creo que por eso últimamente para todo digo “no te apures” esperando que sea un mágico consuelo que sirva de curita para todo tipo de heridas del alma, una palabra que últimamente digo mucho y sin darme cuenta con la esperanza de brindar consuelo y alivio a todos los que me lo piden.

Por alguna extraña razón todos están sufriendo, desde niños a personas más grandes y todos se centran en lo que no tienen o en lo mal que están las cosas de forma local y global, desde su pequeña, sin menospreciar, pequeña existencia hasta un todo global, todo está mal y todos se centran en eso, en lo mal que están las cosas, en lo mucho que sufren, en las cosas que quisieran cambiar, en los errores que han cometido y todo se centra al yo, ese yo del cual quieren huir a como dé lugar para encontrar aquello que ansían, lo que todos buscan: amor.

Amor en todas sus presentaciones, personal, familiar, romántico, reconocimiento, amor por las cosas, amor por los bienes, amor, amor, amor; todos ansían esa palabra de 4 letras tan imperativamente que en su búsqueda se permiten errores.
Romperle el corazón a alguien, defraudar, olvidar, herir, irónicamente cosas que nada tienen que ver con el amor; pero con la excusa o falsa bandera de aprendizaje o que la vida los ha tratado peor, excusan o tal vez nos excusamos y decimos simplemente: así es la vida.

Sin darnos cuenta que esos errores que vemos sin importancia pueden hacer que otros pierdan el aliento y se sofoquen con la vida, intentando sobrevivir; pero esa forma de apreciar la vida es horrible, no sé ustedes, pero yo no quiero sobrevivir día a día, yo quiero VIVIR.

Y tal vez todo ese sufrimiento en la búsqueda de aquello que nos falta o incluso el tratar de identificar que nos hace mal, todo eso podría acallarse con hobbies, exceso de trabajo o mantener siempre la mente ocupada, pero esa salida no es eterna y tarde o temprano te alcanza la realidad para sofocarte tanto como el primer día.

No es que tu vida este mal, o tal vez sí; creo que no se trata de culparte por tus errores pasados sino aprender de ellos y no sólo eso sino comprender porque sucedieron y puedo decir por experiencia propia que los errores surgen de grandes sentimientos, seguro y no entiendes a qué me refiero pero cuando estés a punto de equivocarte lo sabrás.

Extrañamente todos ahora quieren estar con alguien, y no cualquier alguien, sino un alguien salido de una fantasía XXX o en su defecto de una película de Hollywood o una persona tipo modelo, eso es lo que todos buscan con tanta urgencia que dejan de lado a las cosas reales, a las cosas que los pueden hacer feliz para únicamente centrarse en su miseria.

Como diría mi papá razones para no vivir y decir que este mundo es un asco con todas las personas que viven en él, seguro hay un millón pero si escarbas bien te darás cuenta que también hay un millón de razones para vivir, todo depende de en cuáles razones te concentras, si quieres sobrevivir o si quieres vivir.

Yo sólo puedo decir desde el fondo de mi corazón que aguantes, no te apures que todo va a mejorar, pero eso sí, para que algo mejore tienes que ponerte en acción del cielo sólo cae lluvia, si quieres algo haz que pase.

No llores por tus errores pasados y haz algo para arreglar el hoy.

Sé que las cosas están mal, igual y ya tu soledad te sobrepaso y todas esas veces que te rompieron el corazón no ayudan pero si te enfocas siempre en recordar lo malo, seguro poco a poco te sofocarás en una muerte lenta y dolorosa que experimentaras por décadas, como el video del asesino ineficiente de la cuchara.

Aquí lo extraño es que eres tu golpeándole con una cuchara todos los días, deja de llorar por la que crees es el amor de tu vida se va a casar con otro y en vez de mirar sus estatus updates comienza a vivir, deja ir a tus fantasmas. Si tienes miedo de comenzar una relación porque temes que esa chica va a tomar tu corazón y lo va a pisar mientras decide que es lesbiana, eso fue mala suerte pero no hay que ser un genio y soportar que alguien te soporte, si tu familia está alejándose de ti haz algo más que pedir disculpas por lo que fuiste y demuestra quien eres, si te carcomen las deudas, que créeme no eres el único trabaja inteligentemente con planeación, si te sientes sólo o sola y crees que esa es la peor maldición del mundo sólo recuerda las sabias palabras de Robie Williams “la peor maldición es estar con personas que te hacen sentir sólo o sola”, y yo agregaría a las personas que te hacen sentir como si fueras desechables.

Motivos para tener conflictos emocionales o mentales hay muchos, pero también hay un millón de razones para luchar.

¡No te apures!

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More