Concentrándose

No les ha pasado que tiene que hacer algo, van a hacerlo y por cualquier estúpida razón se les va la onda, empiezan a hacer otra cosa y después de 45 minutos, cuando ya se van a hacer otra cosa, recuerdan OH SI YO IBA A HACER OTRA COSA IMPORTANTE, ¿PERO QUÉ?

Ah sí, checar mi correo y enviar unas propuestas de trabajo.

Pero como es posible que tenga 151 correos de ayer para hoy, ¿qué seré tan importante?, YUHU, ah no puro spam, me tomará muchos minutos filtrarlo.

Si confirmado, puro spam que incluye fraudes bancarios, correos porno, productos para alargar el pene, me pregunto alguien comprará esto, por qué siguen mandándolo. Oh este subject es diferente, es de una red social que me dice “le gustas a estas personas”,  eso ya lo sé, yo le gusto a muchas personas, díganme algo nuevo, algo así como “le caes mal a medio mundo”, eso también lo sé, la verdad es difícil sorprenderme.

Continuemos revisando los mails de hoy.

Si el “Buen Fin”, que nombre tan idiota, de verdad a qué clase de descerebrado sin la menor chispa de creatividad se le ocurrió ponerle al fin de semana con mayores descuentos BUEN FIN, dios, ni para convencernos a ir comprar son buenos.

Voy a googlear algunos términos permítanme.

Somos malos hasta copiando, digo si íbamos a copiar, nos hubiéramos quedado con el termino original, me gusta más que BUEN FIN, ¡que ñoñada!, sonada mil veces mejor “viernes negro”, con eso de querer evitar el malinchismo de “black friday” hubiera sido mil veces mejor viernes negro; pero entonces dirían que somos unos vil copiones, y no se trata de copiar sino de vender, un descarado fin consumista.

Y el buen fin es un chiste muy malo, los descuentos que manejan son los mismos a los que estamos acostumbrados cada fin de semana, digo, si por lo menos las cosas tuvieran un 80% de descuento, eso sería interesante para reactivar nuestra pobre economía. En mi opinión es puro coco wash, todo está al mismo precio que siempre, así que me pregunto, que tanto escándalo, ¿algún incrédulo caerá?

Pero yo estaba haciendo otra cosa, o debía hacer algo más.
Ah sí mandar un mail.

Es mi imaginación o los personajes de crepúsculo se pusieron feos, y principalmente el vampiro, sin chiste y con cara de pujido, por qué las adolescentes consideraran eso sexy.

Maldita sea concéntrate y envía de una vez tu trabajo, chale, ya quería irme a comer, tenía la idea de que ya había terminado, pero entre menos me concentre más me voy a tardar. Tengo hambre.

Carajo, ¿soy la única, o a todos les pasa?

Yo creo que es un bicho o enfermedad viral que evita la concentración para realizar una tarea, o tal vez seamos una forma rara de hibrido multitask que comienza a hacer muchas cosas y no termina nada. Oigan eso suena interesante, bastante no lo creen.

Y justo cuando voy a enviar mi trabajo, me pongo a actualizar mi blog, oh si, yo tenía algo que hacer desde las 10 am.

Ah, no te rías de mí, también te está pasando justo en este preciso momento a ti, que deberías estar haciendo otra cosa, pero por alguna extraña razón, algo sospechosa, se abrió el navegador de internet con Facebook, lo más curioso de todo esto, es qué tú también debías revisar tu mail y terminaste aquí conmigo.

Salir de la versión móvil