Cómo ser un buen vecino

0

Aquellos años en los que la buena vecindad era una práctica común, esos días ya se han extinguido y si ves a tus vecinos ni te enteras, ni saludas y ni te importa. Y por cierto, por buena vecindad, no me refiero a que vivas en una vecindad de los barrios populares de tu ciudad, obvio no, yo me estoy refiriendo al concepto de ser un buen vecino, de relacionarte con tu comunidad y tener una comunicación más cercana con esas personas que viven cerca de ti.

En un sentido básico, tus vecinos no son los ojetes que te ven feo, que rayan tu coche, que se estacionan en tu lugar y te hacen la vida imposible inventándote chismes; noooooo, que bueno, de forma práctica muchos viven ese tipo de comunidad en su colonia o en su edificio.
Ahora es muy fácil no solo que te caigan mal tus vecinos, a veces hasta los odias, porque te hacen la vida miserable; ya sea porque les gusta hacer fiestas que duran hasta las 5am en martes, o porque simplemente son desconsiderados en todo sentido.

Que levante la mano aquel no haya sufrido por culpa de su vecino.

Y si vives en un condominio, en un edificio de departamentos o una unidad habitacional; descubres un nuevo nivel de terror, ya que algunas viviendas comparten gastos de gas y agua, y cuando el vecino moroso, ese que más gasta y consume recursos; pues es como una pesadilla tener que absorber sus gastos y más cuando tu ni estas en casa todo el día y las cuentas del gas o el agua son estratosféricas.

Eso hace que de una manera lógica y muy vivida se odie a los vecinos, a todos y cada uno de ellos; con ganas de salir corriendo en la mañana para no toparte con nadie en el elevador o las escaleras. Para saludar a esas personas ingratas, groseras, sin educación e irritantes, puts, mejor sales corriendo a toda prisa, además, cuando las personas son diferentes a ti hablando, pues tampoco te interesa mucho hacer plática y amistades.

Pero es difícil que alguien no sea diferente a ti, y más si no te tomas el tiempo de conocer a esas personas, forjar lazos comunitarios que unan a toda la comunidad.

No estoy diciendo que vayas a hacer la plática con la excusa de que te regalen una tacita de azúcar, de hecho, ese solo es un cliché del cine; ya que en la actualidad un vecino es incapaz de pedirte algo, mucho menos te va a pedir ayuda o que le prestes algo.

Supongo que toda esta nueva forma de no convivir con las personas que están viviendo cerca de nosotros, es la consecuencia lógica del desinterés y vivir en una gran urbe, en la que el estrés, la falta de tiempo y la falta de interés hacen que nos alejemos de todos; pero cuando se piensa en la utilidad de tener una buena convivencia en tu colonia, entre los que viven en el departamento; puedes encontrar útil el concepto de buena vecindad y te preocuparás por cómo ser un buen vecino.

No se trata de que les hagas la barba para cuando necesites ayuda o quieras ir a pedirles que le bajen a su escandalo; se trata de tener una convivencia sana y tranquila con las personas que te pueden ayudar y socorrer en un momento de emergencia. Aunque tampoco digo que solo les hables bien por conveniencia y si un día ven que te quieren abrir el coche te avisen, que eso es útil, pero ser un buen vecino y una convivencia armoniosa con toda tu comunidad, se refleja en sentirse contento y a gusto en el lugar donde se vive.

Que creo eso es lo más importante, sentirse bien en casa.

Por eso te comparto tips sobre cómo ser un buen vecino

  • Saluda a todos
  • Interésate por conocer a tus vecinos
  • Se moderado
  • No te metas o involucres en chismes
  • Coopera y comparte con tu comunidad

Porque de lo contrario te puede pasar con en la película buenos vecinos y eso se convierte en una guerra sin cuartel, y justo el enemigo puede vivir en frente de ti.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More