¿Cómo instalar un Home Theater y no morir en el intento?

4

Sí, uno puede morirse electrocutado, de aburrimiento, de una mirada fulminante por ser un inútil que no puede conectar un simple aparatejo.

Bien, la tecnología ahora puede ser muy intuitiva, fácil de usar y hace la vida mucho más cómoda. Conectando de forma simultánea e inteligente miles y miles de aparatos que individualmente no hacen “caraja la cosa” pero en su conjunto son una maravilla que hace que todo funcione en conjunto y armoniosamente. Mediante un control con dos pilas AA se puede controlar casi todo, pelis, la tele, el volumen, adelantar, regresar, pausar, hacer switch entre el DVD, la tele y demás.

Y lo mejor es que ahora con la experiencia “Surround” se tiene una increíble fidelidad y emoción mientras te atragantas de palomitas. Lo difícil es conectarlo. De ahí pal real todo es color de rosa, hasta que tu hijito lo desconecta. ¡Ahí si veras que divertido es!

Lo más fácil del mundo sería pagarle a algún técnico para que lo haga, ó pedirle a un amigo geek que realice tan tormentosa e imposible tarea ¿Pero dónde quedaría tu ego? ¿Qué se diría de ti?, es por eso que muchos “varoniles machos alfas” lo hacen a la mala, terminan rompiendo cables, dejando mal conectados los cables de audio y video, además de dejarle ruido a la señal.
Si no supiste lo que dije en estas últimas frases, de verdad necesitas conectarte con la tecnología.

Y desde que vas a la tienda a comprar el último modelo de “Home Theater”, el más nuevo con mil y un función que hasta pizzas pide por Internet, llegas a tu casa con demasiadas expectativas: “Ahora si vas a jugar como nunca con el Xbox o el Play”, pero la cruda realidad es que es una vil cajita con muchos cables de colores, 20 bocinas, un control, 2 pilas, demasiadas expectativas, poco cerebro, un manual que por más español que diga parece en chino mandarin y veinte horas más tarde terminas mal conectando todo, enojado y pidiéndole ayuda al perro; porque a estas alturas tienes harta a tu mujer, a tus hijos y hasta a la chacha regañaste.

Ni hablar mano, nunca podrás disfrutar de un teatro en casa como lo ves en las películas ó los anuncios, eso es un sueño una utopía de los soñadores más locos.

You might also like

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More