¿Cómo estuvo el Buen Fin 2017?

0

Esté, fue un buen fin muy extraño, y digo que fue extraño, porque por primera vez en muchos años, creo que desde que apareció el buen fin, por primera vez pude ver precios o promociones verdaderamente atractivos, no tanto como el Black Friday, el día del cual se copia este formato de descuentos, pero por primera vez en mucho tiempo, en verdad se vio la esencia de grandes descuentos y promociones.

Pero además de supuestas “ofertas de locura”, también sucedieron muchas cosas que le dan al Buen Fin 2017 su atributo de extraño, y además de precios interesantes, también hubieron otras cosas que vale la pena comentarse, como abusos no solo por parte de tiendas, sino también por parte de los usuarios.

Creo que si hay una época del año que saca nuestro lado más salvaje, es esta…

Y se supone que, en esta temporada debería reinar la paz y la armonía en un tiempo introspectivo en el cual buscamos ser nuestra mejor versión; pero eso no sucede y el intenso tráfico de estos días, tiendas abarrotadas, empleados hartos y una economía tan débil y floja hace, que, al primer error de precios los usuarios compren una televisión en 10 pesitos “bara, bara”, en lugar de ser honestos y pedir la corrección correspondiente, además de que estamos enojados, en modo intenso, buscando a alguien que pague nuestro mal humor.

Creo que este Buen Fin 2017, además de una locura de compras, fue una gran e intensa locura en todo sentido, en la que todos perdimos la cabeza.

Yo ya estaba tan harta de salir a las tiendas, y enfrentarme a las colas, a la búsqueda de productos y promociones, que estuve a punto de tirar las cosas que quería comprar, insultar a todos los empleados y vendedores que estuvieran en mi paso y mandar al diablo a todo mundo.

El buen fin saca lo peor de las personas, incluso las más tranquilas.

Ahora, debo decir que, a diferencia de otros años, por primera vez pude ver descuentos atractivos en algunas tiendas, que en verdad ponían todos sus precios con descuentos interesantes que iban desde el 40% hasta el 70% del precio original, en tecnología, ropa y otros artículos.

Eso me dio gusto, ver que las personas que esperaban esta temporada para gastarse el aguinaldo e iniciar las compras navideñas, este año si pudieron ahorrar.
Descuentos atractivos hacen que valga la pena gastar y hacer corajes con los vendedores y las otras personas que deciden sumergirse en el Buen Fin.

Aunque también, hubieron tiendas que aumentaron sus costos e inflaron sus precios, para dejar en el mismo precio, ese que tienen durante todo el año, sus productos y nadie, ninguna autoridad, estaba al pendiente de monitorear y sancionar a estas empresas y sus falsos descuentos.
Lamentablemente esto sucede año con año, cada buen fin, pero este 2017 hubo de todo, desde verdaderos descuentos, hasta falsas promociones.

En pocas palabras el Buen Fin se puede resumir en algunas tiendas con descuentos, mucha gente gastando todo su dinero, llegue a ver a un señor que gasto con su hija, casi 10 mil pesos en ropa, que no podía pagar y tuvo que diferir en diversas tarjetas de crédito, pero este personaje, debía ahorrar dinero COMPRANDO.

Lo que sí puedo decir de forma persistente, es que el gran problema del Buen Fin, fueron los empleados y los vendedores, que estaban hartos, hartísimos, hasta la madre de las personas, que por modo default tenían una actitud tan grosera y molesta que nos hace pensar en el servicio al cliente.

Creo que esa fue mi peor experiencia, más allá de las colas, el tráfico y buscar en muchas tiendas, lo más insufrible de este fin de semana de descuentos, fueron los vendedores que ya no soportaban a un cliente más, solo les faltaba el bate, para asustar a los clientes.

 

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More