Como es un día en la vida de un blogger

0

Más específicamente como es un día en la vida de Yes.

No sé porque, pero tengo la idea de que muchas personas se imaginan mi vida como extraña, divertida, exótica y llena de aventuras sin fin.

Se acuerdan cuando Bart Simpson fue a NY, ok, ok, ok, mi vida no es como ir a NYC, déjenme llegar al punto, total, Bart se separa de Lisa y Marge para casualmente llegar a las oficinas de la revista Mad, y el esperaba que hubiera en esa redacción todo tipo de locuras, cosas exóticas, gente extrañas e historias que se leen en esa publicación y justo cuando quería entrar a conocer la vida en la revista Mad, una recepcionista apática le dice que la revista es más aburrida que trabajar en una oficina de gobierno y despide de forma muy grosera al niño, pero entonces sale ese característico personaje de Mad para pedir una serie de locuras, mientras se puede ver que al fondo todas esas cosas locas que Bart creía que pasaban, SÍ PASABAN, así creo que me pasa a mí, digo tener una vida tan común y corriente que para los que se acercan y dan un vistazo, terminan sintiéndose como Bart para confirmar lo que creían y si me la paso en metida en un serie de locuras día a día.

Como es un día en la vida de un blogger
Bien, la vida de un blogger no es como vivírsela en una redacción, de hecho, si visitas una redacción de cualquier revista, el trabajo que allí se hace es como en cualquier otra oficina; no he trabajado en muchísimas revistas pero he visitado muchas y he visto de cerca que realmente son muchos escritores, reporteros, columnistas y redactores escribiendo, todos en silencio, concentrados pero haciendo eso, escribiendo, si bien se da un ambiente amistoso y fraternal, como en una universidad cada quien está a cargo de sus escritos, algunos ponemos el alma en ello, otros simplemente lo hacen mecánicamente, pero todos aquellos que nos dedicamos a escribir, pasamos la mayor parte del día escribiendo.

Eso quita a la vida o más bien a la profesión el halo de misticismo que la rodea, es cierto, a veces tenemos lagunas y recurrimos a actividades lúdicas para atraer a musas que nos ayuden a escribir una buena idea; pero mayormente un escritor, en cualquier ramo, blogger, periodista, reportero o lo que sea, normalmente estamos escribiendo. Así que si muchas personas creían que para escribir se necesitaban cosas tan locas como Bart cuando visito Mad, realmente no es así.

Pero eso no excluye que de vez en cuando se tengan aventuras extraordinarias y muy fuera de lo común, vivencias, eventos, fiestas y cosas a las cuales la mayoría de las personas en esta ciudad no tienen acceso. Eso es cierto, como blogger respetado o periodista de un medio, siempre tienes invitaciones a todo tipo de cosas, hay eventos tan locos que incluso yo termino sorprendida pero también hay que decir que hay eventos tan repetitivos que hacen que ir a cubrir una conferencia de prensa, sin importar de quien sea, eso se convierta en algo monótono.

Con internet y las nuevas prácticas llegaron nuevas profesiones, entre ellas los bloggers, verán que en un tiempo a corto plazo los periódicos no buscarán reporteros o comunicólogos sino exclusivamente solicitarán bloggers, tiempos que están muy cercanos a llegar, haciendo entonces que la vida de los bloggers sea como cualquier otra forma de vida de oficina, un día sentado frente a un monitor escribiendo.
Supongo que eso desanimará a muchas personas, porque creían que ser escritor o blogger básicamente se trataba de invitaciones, de cubrir eventos y conocer famosos, que pasa, no lo niego; pero las aventuras que vivo en función a mi profesión lejos de ser exóticas o maravillosas, son simples notas que uno puede leer en cualquier columna de deportes o espectáculos.

Hoy estoy convencida que las mejores historias que he vivido son las que me pasan de forma cotidiana, cuando salgo a la calle, cuando abordo el transporte público, cuando voy a comer o cuando conozco a una persona, ser blogger no hizo que mi vida fuera diferente, ser blogger me hizo encontrar mi pasión, pero esas historias que descubro, que vivo y que fascinan a todos mis lectores no son cosas que me pasaron en una redacción, son vivencias que le pudieron pasar a cualquiera mientras caminaban por la calle, la única diferencia es que yo si ponga atención a todas esas pistas y detalles.

Básicamente el día en la vida de un blogger es escribir, claro, cuando te dedicas profesionalmente a ello, termina traduciéndose en tengo que hacer 6 columnas diarias, TODAS DE CALIDAD, tengo que escribir colaboraciones y además tengo que generar contenidos de calidad y atractivos, parece simple, pero mantener el interés de la gente para leer algo y consumirlo, requiere un justo balance entre una mente divertida y una mente concentrada, algo que ciertamente es muy difícil de lograr, pero vaya que se puede.

La vida de un blogger, la vida de Yes, es tan común como cualquier otra, si crees que siempre tengo algo increíble para contar, mmmmm, pues no, la verdad me pasa como en cualquier otra redacción, y esta vez no te estoy haciendo como le hicieron a Bart, mira analiza conmigo un día promedio en mi vida.

Ya sé, sería mejor con cámaras, video e invasión a mi vida las 24 horas del día para no olvidar nada, pero no creo que mi familia este muy de acuerdo y además me la paso escribiendo, no suena como muy divertido.

Día promedio

10:30am – Me despierto
10:35am – Me quedo mirando el vacío hasta enciende mi cerebro
10:45am – Me voy a desayunar
11:00am – Me voy a bañar
11:10am – Me siento a escribir
3:00pm – Me doy cuenta que me muero de hambre
3:05pm – Me voy a calentar la comida
3:15pm – Me siento nuevamente a escribir
5:00pm – Me voy al gym
8:00pm – Salgo del gym
8:20pm – Llego a mi casa
8:25pm – Ceno algo
8:30pm – Regreso a terminar
11:30pm – Veo un rato la tele
1:00pm – Me voy a dormir

Y así son todos los días, de lunes a viernes, lo único que cambia es que ciertos días voy en la mañana, pero sigue siendo la misma rutina. Como ven la vida de un blogger es pasársela escribiendo, no es tan loca como pensaban.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More