Cómo decir mentiras sin que te cachen

0

Seguramente este será uno de mis peores posts, y no porque este mal hecho o redactado, oh no, sino porque de alguna manera estoy fomentando algo malo, diría mi padre que eso es “apología de un delito”; pero no es que mentir sea un delito, más bien es una actividad condenable.

De hecho, es algo tan mal visto por todos, que pasamos mucho tiempo explicando y definiendo que a veces una mentira es buena, llamadas mentiras piadosas; pero para los expertos en filosofía, mente, salud, sociología, las mentiras son mucho más que mentir e incluso no pueden catalogarse bajo el valor universal de “mal”, ni siquiera pueden llamarse “buenas”. Ese siempre ha sido el debate en torno a las mentiras y yo hoy no quiero debatirlo, hoy no quiero ser filosofa moderna, hoy solo hablamos del hecho practico de mentir.

Notas Relacionadas

Muere el Grumpy Cat

No ser mal vibroso

Ya saben, a falta de buenos consejos tengo en cambio dos malos consejos ¿me los aceptan?, y el mal consejo del día de hoy es Cómo decir mentiras sin que te cachen

Aunque no lo creas hay muchas personas que no saben hacerlo, puts, el león cree que todos son de su condición, o sea, tú crees que todos saben mentir, pero no, no todos saben hacerlo con la misma destreza que tú. Y desde que comienzan a hablar ya sabes que están mintiendo, su cara, su nerviosismo, su cuerpo, todo los delata; aunque bueno, esa podría ser una estrategia elaborada para hacerte creer que esa persona es mala mintiendo y así cuando te mienta no puedas descubrirlo.

MMMMM, ya ven porque las mentiras no son buenas, lo ven, lo están viendo; el problema con las personas que mienten es que nunca sabes si lo están haciendo o no, creando una especie de paranoia colectiva en la que no puede existir la confianza y nada es lo que parece, nada.

Supongo que en esto de mentir, hay dos caras de una moneda, en la que se obtienen cosas buenas, supongo que hay un lado bueno en mentir o eso quiero creer; pero no hay que olvidar que también está el otro lado de la moneda. Por eso hay que recordar, que cuando uno comienza una carrera en mentir, ya sea como político, diplomático, gente de marketing, publicidad o coach, cuando uno comienza a mentir no hay vuelta de hoja, MUAJAJAJAJAJA,

Ok, me pongo seria, y decía que no hay vuelta de hoja porque una vez que te catalogan como mentiroso, nada de lo que digas podrá ser tomado en serio. Aunque hay carreras que hacen del mentir un arte, hay gente que si lo explota profesionalmente, pero fuera de eso, los demás seres en el mundo, lo hacemos ocasionalmente, porque a veces, solo a veces, la verdad no es algo conveniente, MUAJAJAJAJAJAJAJAJA.

Ok, ya en serio.

Del arte a la práctica, cómo ser un buen mentiroso, para saber cómo decir mentiras sin que te cachen, que conste, yo estoy en contra de las mentiras, me cagan y creo que está mal decirlas, ahora, si me preguntan ¿cómo hacerlo?, lo haré a regañadientes, pero lo hare, te lo explicare y te develare la clave de las mentiras.

Ahora recuerda que si emprendes este viaje, no hay camino de regreso y es importante que tengas en mente que a un gran don, corresponde una gran responsabilidad. Una vez que aprendas a mentir, ten cuidado con tus mentiras, porque estas pueden llevarte a una red peligrosa cuyo ascenso es vertiginoso y muy peligroso.

Cuidado con las mentiras, cuidado, ahora que si solo quieres aprender este viejo arte para ser diplomático en sociedad, ah, ese es otro boleto.

Cómo decir mentiras sin que te cachen

Lo más importante de una mentira, es creer la mentira, esa es la pieza más importante, creer tu producto.

Piensa antes de hablar, trata de hacer una mentira creíble.

Tu cuerpo debe ser convincente, así que seguro tendrás que entrenar frente al espejo para poderle mentir a alguien en la cara y que tu rostro, tu cuerpo o tus manos no te delaten.

Los detalles importan, son parte de creer o no creer una mentira o una verdad.

No involucres a más personas, porque primero y básico, tendrán que estar de acuerdo en seguir tu mentira. Por eso siempre es mejor hacerlo en solitario.

Buena memoria, cuando estas inventando hechos y sucesos como parte de una mentira, hay que tener una buena memoria de todo lo dicho, ese es el principal riesgo en mentir, que las cosas no tengan consistencia o que se contradigan. Incluso hay que tener buena memoria a largo plazo.

Ponerle sentimiento a la mentira, entre más cuentes algo y más empatía generes con la otra persona, contando algo con emoción, la otra persona va a creerlo.

Nunca admitas que has mentido, incluso, cuando te hayan descubierto, niégalo todo, una mentira más no puede hacer la diferencia.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More