Cómo dar malas noticias

1

Digo si le vas a decir a alguien que su perrito se murió, no lo hagas en navidad, o sea, hay que tener tacto e intuición para saber cómo y cuándo dar una mala noticia, obvio, en navidad no sueltas bombas de “feliz navidad, por cierto estas despedido”, no, hay que saber hacerlo para que la otra persona acepte y entienda esa mala noticia de una buena manera.

Así que el otro día, o sea en navidad, se me ocurrió decirle a alguien “wey, tu y yo como que no, la neta no te veo de forma seria”, pero entonces me puse a pensar qué clase de jodida persona soy y si voy a dar una mala noticia, no será en navidad y tengo que buscar una forma suave de decir las cosas que siento pero sin postergarlo.

Notas Relacionadas

Pero se han puesto a pensar cual es el mejor momento, acaso hay que preparar a la otra persona, así como cuando éramos niños y nos llevaban a la heladería, nos compraban un helado muy grande, luego nos llevaban al cine y finalmente nos compraban un peluche para después decirte “hijo, se murió tu pez dorado y lo tiramos al inodoro” y tú con cara de pánico, entrando en un shock depresivo por lo que sucedió, así que todo el plan de tener tu mente en un estado de alegría para que lo tomaras de una forma buena, no funciono, de hecho, seguramente el que hayan hecho eso fue más traumático que sentarte con ellos y en plan serio decirte lo que sucedió.

A veces cuando intentan acolchonarnos las cosas para tomarlas de una manera positiva, estas mismas cosas tienen un impacto IMPACTANTE en nuestra vida debido al gran contraste de emociones que están chocando; pero entonces acaso la solución será tratar mal a alguien, darle muchas malas noticias previas para que todo lo vea en perspectiva, mmmmmm, ahora ya no sé, nunca existe un buen momento para dar malas noticias, eso es obvio.

Creo que eso es lo que debemos entender, nunca hay un buen momento y en vez de preparar las cosas con experiencias previas muy felices o traumáticas, creo que es mejor que las cosas sean directas, se digan en nuestra cara y con la seriedad necesaria, ni más, ni menos.
Si ya la mala noticia está producida, no se podrá hacer nada para evitarlo y tenemos que enfrentarnos a ella, los demás no tienen que tratar de hacernos sentir mejor, simplemente tienen que ser honestos y ya.

Podemos intentar preparar el momento, podemos hacer que sea solemne y la otra persona este receptiva, pero hay que recordar que las malas noticias siempre producen molestia, tristeza o enfado, es un hecho que la persona va a molestarse o sufrir sin importar cuanto deseemos que eso no pase y por ello hagamos una fiesta previa para que no se sienta mal, creo que eso suele ser peor. Las malas noticias darlas pronto y de manera rápida, si bien hay que tener tacto, hay que tratar de encontrar un justo momento, entre más tiempo tardes en dar una mala noticia, peor será el asunto para ti y la otra persona.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More