Ícono del sitio El Blog de Yes

Canciones ochenteras I’m Gonna Be de The Proclaimers

Hay canciones que inmediatamente las escuchas te ponen de buen humor, no sé si esto sea un efecto placebo, o como dicen por ahí, hay días en los que lo único que puedes hacer es escuchar música, para sentirte más tranquilo, sereno y pacífico.

Si bien hay quien escucha música de elevador para sentirse calmado y relajado, yo soy de la fiel idea de que para ponerse de buen humor hay que tener un playlist muy alegre, festivo y lleno de buenos ritmos y por mera casualidad me encontré con esta canción cuyo título completo es “I’m Gonna Be (500 Miles)”, y esta es la canción que me puso de buen humor, cuando todo lo demás falló, esta es la canción que me está haciendo bailar y olvidarme de todo el estrés mientras canto los coros que dicen tarararararara, y es lo único que repito, porque es lo único que se me; desafortunadamente canto bien pinche feo, e incluso el dara rarara, dara, rara, también lo canto feo.

Pero lo canto con harto sentimiento y ganas, mientras esa canción pegajosa la repito y la repito y la repito, para encontrar mi buen humor.

Y esta canción me la encontré por pura casualidad, ayer por la noche mientras trasnochaba viendo How I Met your Mother, y no, no la estoy viendo por sony, jajajajajajaja, cada que digo que estoy viendo nuevamente la serie desde la primera temporada, todos me preguntan que si por canal sony, pero la respuesta es no, me caga ver sony y sus comerciales de 15 minutos y su pésimo doblaje de la mejor serie del mundo, nunca vería canal sony, y es de esas cosas que uno si cumple.

Yo veo esta serie por netflix, sin comerciales, sin molestias, en mis tiempos, adoro la televisión on demand y si ya tengo netlfix, pues voy a ver sus series y tengo que ver completa y continua esta serie, y cada que la veo descubro nuevas cosas, cosas que pase por alto la primera vez que la vi, hace tantos años y ahora que la veo por segunda vez, descubro más simbolismos y referencias culturales que la primera vez que la vi, o soy más sabia o he leído más, porque ahora comprendo más cosas, de hecho, tienen un capítulo de la segunda temporada cuyo capitulo se llama “El escorpión y el Sapo”, una referencia a una fábula de una película de los noventas, cuando vez el capítulo no hay referencia directa a esa fabula, es más, el bar al que fueron ese día así se llamaba, pero realmente el trasfondo de ese capítulo hace referencia directa a la moraleja de la fábula y la esencia de las personas, LAS PERSONAS NO CAMBIAN, y actuaran siempre fiel a su esencia. Pero no fue hasta la segunda vez que vi el capítulo, que lo entendí, ahora que nuevamente veo la serie, encuentro muchas cosas que tienen un significado más profundo, que se pierde entre los chistes y las ocurrencias.

Además, me encanta la serie, podría verla mil veces más, después de que termine de verla, me encanta y encuentro que la vida de Ted, es como la mía, extrañamente pero TRUE STORY, somos muy parecidos, ok, ok, ok, ya me dejo de choros, creo que aparentemente a nadie le importa mi caótica vida romántica, más que a mí, jajajajajajaja, nooooo, si hay a quien le entretiene leer mis desventuras amorosas, digo, por lo menos es entretenido escuchar esos idilios románticos que me pasan, como es divertido ver sufrir de amor a Ted.

Ok, ok, ok, ya voy a la canción, pero no te desesperes, parece que no me conoces nada, todo lo que digo, tiene relevancia o conexión con la historia principal, pero para verlo, tienes que ver todo el panorama general y escuchar o en este caso leer.

Ya voy, la canción, lo sé.

Ayer mientras quería dejar de pensar, lo que hice fue ver How i met your Mother y me encontré con un capítulo, que habla de las cosas a las que nos aferramos del pasado, esas cosas que nos recuerdan quienes somos, esos objetos que nos hacen sentir las personas que una vez fuimos, extraño pero a veces objetos o canciones, nos hacen recordar esa persona que un día fuimos y a la cual queremos aferrarnos, sin importar que esa persona haya dejado de existir hace mucho tiempo, y esta es la canción que nos aferra al pasado.

I’m Gonna Be (500 Miles), no sé trata de lo que diga la canción en su traducción, sino lo que recuerda cuando la escuchas, sobre todo para personas que son ochenteras o fueron ochenteras en esos años, escuchar esa canción los transporta a ser otra persona, aferrarse a ese ser que poco a poco se esfuma, no es que cambiar se malo, yo creo que si se cambia para evolucionar está bien, pero incluso evolucionando, uno tiene nostalgia por la persona que solía ser hace tantos años.

Yo añoro ser esa persona inocente, entusiasta y soñadora que creía que todo era posible, ahora más bien solo soy soñadora, solo eso.

I’m Gonna Be (500 Miles), es una canción de la banda escocesa de los gemelos Charlie y Craig Reid, canción que se desprende del disco Sunshine on Leith, lanzado al mercado en 1988, convirtiéndose inmediatamente en la canción más popular del Reino Unido y posicionándose en el top 5 de los Estados Unidos de la lista hot 100 de Billdoard.

Una canción que siempre fue mucho más que la canción, se convirtió en una referencial cultura de los noventas, para usarse para todo, en películas, series, comics, covers, un capítulo de How i met your Mother y ahora un post de El Blog de Yes.

Sabes que, para mi también esa canción me aferra a la persona que una vez fui, porque mi carácter es ser optimista, entusiasta, romántica y yo si soy de esas personas que caminaría 500 millas y mil más por una persona.

Salir de la versión móvil