Cámaras réflex un recuerdo del pasado

0

Literal, lo juro, salida del baúl de los recuerdos llega esta cámara de rollo de mi abuelita que me recordó los tiempos en los que usábamos rollos de película, las famosas cámaras reflex y cuando mirábamos por la mirilla y cruzábamos los dedos para que nuestras fotos salieran enfocadas, sin ojos rojos y sin defectos.

¿Te acuerdas de esos tiempos horrorosos?, bien si eres millennial, la pregunta que te hiciste fue ¿cámara qué?, y es que uno de los sectores más beneficiados con la tecnología fue el de la fotografía y pasamos del oscurantismo a la brillante era digital para dejar en el olvido los cuartos oscuros alumbrados con lámparas rojas, los negativos, los rollos, los revelados, las hojas de contacto y los papeles para revelar fotografías.

Si bien todo ese proceso de tomar una foto en rollo y el revelado que conllevaba era y es todo un arte; uno que todavía nostálgicos conservan; no era fácil y no era practico. Aunque bien, nunca hay que descartar que se vuelva a popularizar la cámara réflex y sus rollos, porque si el disco en vinil regreso por su gran fidelidad al sonido, pues quien sabe, tal vez regresen las cámaras de rollo por el amor al arte.

Digo, puede pasar.

Pero habría que recordar, que ni siquiera cuando estaban en su mero apogeo estas cámaras, ni siquiera en aquellos tiempos era fácil que una persona tuviera un cuarto oscuro para revelar sus fotos; porque tener un cuarto con estas características era muy caro y no todos tenían un lugar para poner solventes de este tipo sin darse un alucine.

Seguro, las fotos de antes tenían un feeling diferente, pero hablo de aquellas fotos tomadas por apasionados de la fotografía, esas personas que se tomaban su tiempo para enfocar, cuidar la distribución de los elementos de su película para que todo tuviera un porque, esas personas usaban las cámaras réflex de forma artística para darnos obras de arte, normalmente impresas en blanco y negro, que por cierto, si nunca tuviste un taller de foto, te cuento, sacar fotos en blanco y negro era más caro que a color y llevaba un proceso diferente y para tener una foto pasabas horas y horas entre solventes, ácidos y sin luz.

Nada divertido a menos que seas un fotógrafo apasionado o un mariguanoa ocasional, fuera de eso, sacar películas de esa manera era aburrido, caro y caótico. Esa fue la razón por la cual los centros de fotos y revelados se hicieron muy populares; pero sacar fotos en los años ochentas y noventas era muy caro y no hablo de las instantáneas de polaroid, que esas eran más caras, nooooooo, el simple hecho de comprar un rollo ya era caro y ahora ni se diga ir a revelarlas. Eso te salía en otra buena lana y lo peor es que de las 36 fotos que revelabas en tu rollo, 28 fotos no servían para nada, porque estaban desenfocadas, borrosas, no salía nada, se encima la otra foto, las personas salían con ojos rojos o muchas veces terminabas con fotos del piso y lo peor es que te salía carísimo revelar esas fotos de tu cámara de rollo.

Me acuerdo mucho cuando en la universidad viví la transición de lo analógico a lo digital y en la universidad nuestro maestro de fotografía, que solo recuerdo se llamaba Israel, digamos que un tipo de la vieja escuela que le gustaba eso de encerrarse a oler solventes, digo, le gustaba revelar, estaba emperrado en que debíamos todos comprar una camara réflex de las buenas, esas cámaras carísimas que eran destinadas para los pros.

Su argumento es que estudiábamos publicidad, debíamos tener una cámara réflex de rollo, pero yo veía y vislumbraba la transición digital, se me hacía estupidisimo por no decir muy pendejo, gastar ocho mil pesos, algo así de 500 dólares en una cámara que nunca usaría; porque la tendencia era a dejarlas y migrar a cámaras digitales que tenía muchos beneficios. Pero mi maestro no lo entendía.

Ahora las cámaras digitales han dejado tan claro sus beneficios y ventajas, ya sabes, tomar miles de fotos y poder verlas en tiempo real, que ya nadie se acuerda de las cámaras viejitas de rollo. Es más, ya hasta en el celular traemos cámara.

Lo irónico es que la foto de esta cámara réflex fue hecha con una cámara digital de celular.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More